Por Diego Aspillaga
13 mayo, 2020

La mascota entró al «recinto», respetó las reglas de no pasar el cordón de felpa y se asombró con obras de arte como la Mona Lisa, El Grito y La Creación de Adán, todas en su versión «reptiliana».

La cuarentena ha interrumpido la vida de miles de millones de personas alrededor del mundo. 

Los cientos de miles de muertos y millones de contagiados obligaron a los gobiernos del planeta a imponer severas medidas de encierro y distanciamiento a su población en un esfuerzo para poder frenar los contagios y evitar que los sistemas de salud colapsen.

AP

Y si bien quedarse en casa es, por lejos, la mejor forma de evitar contraer la enfermedad y ayudar en esta complicada situación, estar encerrado todo el día, todos los días, no es algo fácil de sobrellevar. 

Trabajar, cuidar de los hijos y  el inevitable aburrimiento que viene con la cuarentena son desafíos que muchos tienen que enfrentar. Y si bien la mayoría sólo se somete a estos desafíos y sobrevivir de la mejor manera posible, otros han demostrado una gran imaginación y creatividad para superar estos aburridos tiempos de encierro. 

Ejemplos hay varios. Desde personas haciendo sesiones masivas de ejercicio desde los balcones de sus edificios con sus vecinos hasta los que practican karate con sus perros para hacer deporte, los que usan su ingenio para vencer el aburrimiento han demostrado que la cuarentena puede ser algo entretenido. 

Twitter El Diario

Y así lo demuestra el caso de Leo, un gecko leopardo que disfrutó de un cultural y mágico momento gracias a la creatividad de su aburrido dueño. 

El artista @artsyfartsysquid publicó en su cuenta de Instagram el resultado de horas de trabajo y dedicación y se vio recompensado con cientos de miles de likes y aplausos desde todos los rincones del mundo. 

Para superar el aburrimiento, el artista decidió hacerle un favor a su mascota favorita y crear una mini galería de arte personalizada para que «Leo» pudiera disfrutar de una experiencia mágica desde su propia casa.

@artsyfartsysquid

Murallas blancas, cordones de felpa, instrucciones de museo y una decena de pinturas clásicas recreadas con geckos en vez de personas, todo en miniatura, formaron parte de la gran experiencia que hipnotizó a «Leo» y cautivó a más de 180 mil personas.

@artsyfartsysquid

El nivel de detalle es simplemente impresionante. Los pequeños lienzos tiene réplicas de obras de arte clásicas como la Mona Lisa, El Grito, La Creación de Adán y La Joven de La Perla, todas recreadas con lagartos -¿reptilianos?- y hechas a escala para que «Leo» pudiera verlas en toda su gloria.

Abajo de los cuadros, pequeñas descripciones de las obras, cuyos nombres también fueron modificados para incluir a los nuevos geckos en escena, explicaban el origen de las pinturas y las técnicas utilizadas, mientras una cuerda de terciopelo aseguraba que nadie tocara las obras maestras. 

@artsyfartsysquid

Las fotografías de  «Leo» aprovechando un mágico momento cultural en su  propia casa se volvieron virales de inmediato, con cientos de miles de personas aplaudiendo el ingenio y la técnica del artista, así como derritiéndose ante el pequeño lagarto y su emoción al ver las geniales creaciones.

@artsyfartsysquid

La cuarentena puede se un momento complicado y aburrido para la gran mayoría de las personas, pero  este artista demostró que aún se pueden hacer cosas geniales desde el encierro. 

Puede interesarte