Por Diego Aspillaga
20 marzo, 2020

La cuarentena impuesta para impedir el esparcimiento del coronavirus ha obligado a las personas a pensar en ingeniosas opciones para seguir con sus rutinas y obligaciones diarias como pasear a sus animales.

El coronavirus ha cambiado la vida de millones de personas.

La enfermedad, que fue detectada en China a fines del año pasado, se ha esparcido por todo el mundo y ha obligado a la gran mayoría de los gobiernos del mundo a obligar a la gente a quedarse en sus casa para evitar que hayan más contagiados y muertos por la enfermedad. 

Getty

Y si bien el distanciamiento social y la cuarentena son las medidas más efectivas para lograr controlar la enfermedad, estas no son fáciles de seguir por parte de la población.

El ser humano es una criatura social que está acostumbrada a salir de su casa tanto para recrearse como para cumplir sus obligaciones, a lidiar con el mundo exterior y a relacionarse con decenas -o cientas- de personas cada día.

Esta costumbre de salir y socializar es la misma que está esparciendo el temido COVID-19 de manera explosiva y exponencial, lo que significa que si queremos que este brote sea controlado, tenemos que quedarnos en nuestras casas. 

@SamuelSokol

Esto, si bien es lo más responsable que podemos hacer, implica que nuestras obligaciones diarias, tales como trabajar y pasear a nuestras mascotas que están encerradas con nosotros, deben ser cumplidas con creatividad e ingenio. 

Un buen ejemplo de esto es el caso de un hombre en Israel que decidió que el aislamiento obligatorio que tenía que cumplir no tenía por qué afectar a su perrito, el que es inmune al coronavirus.

@SamuelSokol

Para poder mantenerse a salvo, cumplir la cuarentena y dejar que su mejor amigo paseara por el barrio (es su actividad favorita), el dueño amarró la correa de su perro a un dron y lo utilizó como un paseador remoto.

El video del tierno animal de raza pomeranian paseando con el dron, respetando el ritmo de la máquina e incluso esperándolo para poder resumir la marcha fue visto por más de 140 mil personas que aplaudieron la ingeniosa idea del hombre, quien no dejó que la cuarentena impidiera que paseara a su perrito.

Este es tan solo uno de los varios ejemplos de personas que intentan sacar lo mejor de la pandemia provocada por el coronavirus. Vecinos haciendo ejercicio en sus balcones, músicos tocando clásicas melodías e incluso personas practicando karate con sus perros, todo es válido para sobrevivir al encierro y no perder la cordura en el proceso. 

Twitter El Diario

Videos e ideas como esta son precisamente lo que necesitamos para alegrar nuestros días en encierro y no perder la fe en el ingenio en la raza humana, la que siempre encontrará una forma de seguir viviendo sus vidas a pesar de las circunstancias. 

Puede interesarte