Por Leonardo Granadillo
24 agosto, 2020

Cada vida es igual de valiosa y se acabaron las flexibilidades en la ley. Las autoridades lusas ya lo comprendieron.

Se acabó la época en la que los propietarios de animales podían decir ‘es mi mascota y puedo hacer lo que me plazca con ella’, actualmente, gracias a las diversas asociaciones que hay y al arduo trabajo realizado de forma desinteresada en pro al cuidado animal, la tenencia responsable está pasando de ser un ‘deber ser’ a una exigencia amparada por la ley.

Algo que se ha afirmado en Portugal, país donde han decidido de ahora en adelante enviar a la cárcel con penas que pueden ir desde los seis meses a los dos años a aquellos que le quiten la vida a sus mascotas. Incluso la sentencia podría ser extendida, dependiendo de qué tan perverso sea el caso.

Pixabay

Es básicamente una modificación a la norma que se había aprobado en 2014, la cual era mucho más blanda respecto a los maltratos que podían sufrir tanto perros como gatos. Acompañando a la privación de libertad, la sentencia que puede ir de los seis meses a los dos años irían acompañadas de una importante multa económica.

Pixabay

El aumento de la condena representa un tercio más que lo anteriormente propuesto, se apreciará con mayor detalle si se observan muestras de dolor, sufrimiento o maltrato físico. El cambio llega gracias al partido PAN (Personas, Animales y Naturaleza) y al Bloco de Esquerda. A través de la medida se evitará que procesos queden a medias por ‘lagunas’ en la ley, como el caso de Simba, un león de cinco años que fue asesinado a tiros por un vecino que solamente fue juzgado por daños patrimoniales.

Pixabay

“Este cambio en la normativa permitirá agilizar los procesos de socorro a animales de compañía”, aseguró la diputada de PAN, Inês de Sousa Real. También se informó que las multas establecidas, ayudarán en parte a centro de acogida de animales abandonados. Una buena noticia por donde se vea.

Puede interesarte