Por Constanza Suárez
7 agosto, 2018

Despertar de esta forma perturbaría a cualquiera.

Dormir en casa de un amigo, familiar o desconocido puede significar un despertar inesperado. Estar en un lugar ajeno hace que no podamos mantener el control de la situación, y a veces eso puede llegar a ser bastante incómodo e incluso extraño.

Hace unos días, Lauren Lilly, una joven de California, Estados Unidos, fue hasta la casa de su hermano Logan Bray para visitarlo y pasar un momento agradable. Todo iba espectacular, hasta que decidieron ir a la cama. Cuando abrió sus ojos por la mañana se topó con una situación perturbadora.

Instagram/omglogan

Lauren despierta y oye cómo alguien empuja la puerta de la habitación para abrirla, cuando voltea la mirada, ve cómo el perro de su hermano, Jayce, trae un cuchillo entre sus dientes y se acerca hacia ella, subiéndose a su cama. Sus ojos lucen rojos de furia ante la cámara, pero es solo un efecto.

/YouTube/Logan Bray

Aunque parezca raro, este no era más que un acto de amor y ternura por parte de Jayce, quien acostumbra a llevar juguetes a su dueños cuando lo ve llegar a la casa desde el trabajo. Le gusta recoger cosas y sostenerlas en su boca. Bueno, quizás un cuchillo no es la mejor idea de regalo. Pero la intención sigue siendo adorable.

YouTube/Logan Bray

De hecho, en la grabación compartida por Logan en su cuenta de YouTube se escucha cómo Lauren ríe con la situación.

¿Qué harías si ves esta escena al despertar?

Puede interesarte