Por Camila Londoño
3 junio, 2016

Pero con un viaje de 30 horas, su vida empezó a cambiar por completo.

En mayo de 2016, un grupo de rescate del santuario Boon Lott’s Elephant Sanctuary (BLES) en Tailandia, rescató a una elefante llamada Sontaya. Ella, como muchos otros se dedicaba a entretener a turistas y cuando no lo hacía, vivía encadenada. Junto a Sontaya estaba Sao Noi, otra elefante que había tenido que enfrentar la misa vida lamentable. El día que rescataron a Sontaya y se la llevaron en un camión hacía una vida mejor, Sao Noi no tuvo la misma suerte. Creía que como su amiga, sería desencadenada ese día, pero los “dueños” no autorizaron su liberación y el equipo de BLES tuvo que dejarla.

Pero las cosas cambiaron cuando los dueños de las elefantes vieron la vida que estaba teniendo Sontaya en el santuario.

Ellos decidieron autorizar el rescate de Sao Nori.

13256153_10154235626271465_6911623297871171578_n
Boon Lott’s Elephant Sanctuary

Los rescatistas de BLES volvieron al lugar (en un viaje de 30 horas) para rescatarla.

13319843_10154235626246465_4104822246978743327_n
Boon Lott’s Elephant Sanctuary

El camión de transporte estaba listo para esta adorable elefante.

13267818_10154236165931465_3049069928052530233_n
Boon Lott’s Elephant Sanctuary
13339478_10154236165946465_4941920899108670296_n
Boon Lott’s Elephant Sanctuary

Y ella también lo estaba.

13344632_10154236035966465_6169941915488745388_n
Boon Lott’s Elephant Sanctuary
13327609_10154236035946465_431189946367289945_n
Boon Lott’s Elephant Sanctuary

Durante muchos años, su cuerpo y su espíritu fueron destruidos y su estado era la evidencia de esto.

13315515_10154235626256465_5220413771462152492_n
Boon Lott’s Elephant Sanctuary

Se veía extremadamente demacrada, raquítica. Había sufrido.

13310346_10154236243206465_1994077830657866634_n
Boon Lott’s Elephant Sanctuary

Pero todo eso estaba a punto de cambiar.

13307472_10154236243186465_9129785529391417862_n
Boon Lott’s Elephant Sanctuary

Aunque estaba débil, Sao Noi estaba lista para recorrer 30 horas de camino hacia su libertad.

13312855_10154236243136465_1927097631182735148_n
Boon Lott’s Elephant Sanctuary

Durante el recorrido la trataron como una reina; la protegieron del frío y le dejaron suficiente comida para hacerla sentir cómoda.

13346929_10154236708696465_2597825246241408889_n
Boon Lott’s Elephant Sanctuary

Aún no hay registro de su llegada al santuario, pero pronto estaremos viendo perfectas imágenes como esta de Sontaya, su amiga elefante.

13316931_10154227054011465_612049950066393475_o
Boon Lott’s Elephant Sanctuary

¡El gran equipo de BLES!

13331001_10154236243236465_3889929936993799397_n
Boon Lott’s Elephant Sanctuary

Gracias a ellos, estará donde merece estar. 

Puede interesarte