Por Macarena Faunes
14 octubre, 2019

El dinero no hace la felicidad, tal como nos enseña esta humilde persona con su tierno animal.

En una sociedad tan arribista como la que vivimos hoy en día, nos falta mucha empatía. Ponernos en el  lugar del otro, sentir su dolor y compadecerlo en sus momentos más difíciles son lecciones que aún tenemos que aprender. Se nos dificulta aún más con el egoísmo en el que estamos sumergidos. Nadie quiere compartir lo que tiene con algún desconocido, pero siempre existen personas inspiradoras que son las excepciones a la regla.

Instagram se ha llenado de felicitaciones para un indigente que, pese a no tener dinero y vivir de la caridad de los vecinos con lo justo y necesario, nos dio una tremenda clase de solidaridad. El hombre duerme abrazado a un perro callejero en un colchón en el piso. No es su dueño, pero lo quiere como a un hijo.

Instagram @ferarizaoficial

En la imagen se ve cómo este sujeto descansa plácidamente en compañía del can en su pequeño, pero único y especial paraíso. No es necesario ser millonario ni tener una fortuna en oro para ser feliz.

Pixabay.

Abrigándose con tan solo una frazada, ambos amigos nos demuestran que para estar alegres en la vida tan solo necesitamos la compañía perfecta. En este caso, un perrito que sólo le da paz, amor y protección a su nuevo dueño.

Pixabay.

No sabemos si comieron algo, si tendrán frío o qué pasará con ellos en un futuro, de lo que sí tenemos certeza es que su vínculo no es interesado. No están juntos para obtener un beneficio. Solo quieren transmitirse amor uno al otro.

Pixabay.

“No hay título que abarque todo lo que demuestra esta imagen”, fue la frase con la que compartió esta foto el Instagram @ferarizaoficial“Son un ejemplo de amor para todos”, “ojalá ser la mita de solidario que este hombre”, “a pesar de que no tiene dinero, el indigente le da todo el cariño que tiene a este perro”, fueron los comentarios que tuvo la publicación, la cual ya tiene cinco mil likes.

Pixabay.

Muchas veces nos concentramos tanto en lo material que olvidamos que lo esencial es invisible a los ojos. Reconozco que el dinero nos cambia y que me he dejado llevar por el egoísmo más de una vez. Prometo aprender de esta humilde persona y ayudar a los demás.

Puede que tengas una fortuna, pero si no tienes amor, ¿De qué te sirve todo esto? ¿Con quién vas a compartir tus riquezas si tienes el corazón vacío? Te invito a que reflexiones sobre la importancia de la empatía.

Puede interesarte