La reacción de la perrita es conmovedora.

Solemos ver a hombres sin hogar rodeados de perros. No tienen muchas cosas materiales, pero amor para dar les sobra. Adoptan animales y los convierten en sus mejores amigos. Pasan alegrías y tristezas juntos. Se abrigan cuando tienen frío y juegan cuando están de humor. En definitiva, se hacen compañía y no se imaginan el uno sin el otro.

Al llegar a su trabajo la mañana del viernes pasado, un miembro del personal del Servicio para Animales del Condado de DeKald en Georgia, notó que un joven sin hogar estaba acurrucado durmiendo afuera de la puerta principal.

Pensó que había elegido el sitio como un lugar seguro para pasar la noche, pero pronto descubrieron que había una razón aún más importante.

Facebook @Tracy Hunton Thompson

Resulta que el hombre había perdido a su mejor amiga en el mundo y estaba desesperado por encontrarla. Tanto, que había gastado todo su dinero recaudado para pagar el viaje en bus para viajar al lugar, con la esperanza de que la hubieran encontrado.

“Nuestro perrero lo despertó, y el hombre dijo que su perro había desaparecido“, dijo Karen Hirsch, portavoz del refugio, a The Dodo.

Afortunadamente, su perrita había sido encontrada, pero había sido llevada a las nuevas instalaciones del servicio de animales en la ciudad, y el sitio quedaba bastante lejos. Al darse cuenta de que el hombre no tenía otra manera de llegar al lugar que caminando, el técnico de la perrera decidió pagar su viaje en tren.

Los rescatistas de las nuevas instalaciones ya conocían a la pequeña perra llamada Tata, que se veía muy saludable. Cuando llegó su dueño quedó claro que ambos se amaban profundamente.

“Se podía ver la alegría en su rostro cuando se reunieron. Fue maravilloso. El amor es amor, sin importar de quién venga.Probablemente pone al perro primero en su vida, porque sin él no tiene nada”.

-Karen Hirsch.

El refugio decidió no cobrarle al hombre y además se le ofreció ayuda por si la necesitaban en el futuro.

Recientemente los servicios de animales de este condado lanzaron un programa para ayudar a las personas sin hogar de la región a cuidar a sus mascotas, pues aunque algunos no comprendan que se les devuelva un animal a una persona que no tiene casa, muchos de ellos los cuidan mejor que personas que sí tienen donde vivir.

Hirsch recomendó que “En caso de ver a una persona sin hogar con una mascota y dudas en darles dinero, puedes darles comida para perros o incluso medicamentos para pulgas. También necesitan botellas de agua. Suministros básicos que los humanos y los perros pueden usar”.

Desde ahora en adelante de seguro que este hombre y su perrita no se volverán a separar.

No te lo pierdas

Te puede interesar