Por Ruben Peña Blanco
15 marzo, 2017

Un atentado contra el medio ambiente.

El Gobierno de los Estados Unidos, que encabeza el magnate anaranjado y megalómano de la Casa Blanca, Donald Trump, capturó a unos 50 caballos salvajes en el Área de Gestión Equina Frisco, en Utah, una práctica que no es inusual, pues desde hace algunos años se viene realizando ante la indiferencia de todos.

Steve Paige

El principal responsable es el Federal Bureau of Land Management (BLM, Oficina de Administración de Tierras por sus siglas en inglés), que está buscando la manera de controlar la creciente población de caballos salvajes en el oeste de los EE.UU.

Un grupo de defensa y protección animal dedicado a los caballos, asistió en calidad de “observadores humanitarios” para documentar las redadas y mantener la presión sobre el Gobierno para encontrar una mejor solución.

Steve Paige

El BLM tiene décadas realizando esta práctica y luego no tiene idea de qué hacer con los caballos o dónde colocarlos. Por ahora, planea capturar a 1.575 más en el primer trimestre del 2017.

Steve Paige

El año pasado una junta consultiva recomendó matar a 45.000 caballos y burros salvajes, pero una fuerte presión social, con ayuda de varias ONG’s, evitaron la cruel matanza.

Steve Paige

Esta práctica es injusta y atenta contra cualquier principio de preservación medioambiental. Debe parar de inmediato.

¿Qué opinas de esto?

 

 

Puede interesarte