Por Alejandro Basulto
11 noviembre, 2020

Hay una serie de testimonios y videos que muestran como estos animales eran violentados en presencia de los mismos turistas. Organizaciones como PETA empujaron por esta medida, que reemplazará a estos seres vivos por coches y buses eléctricos.

Una buena noticia han recibido los amantes de los animales en África y más precisamente en Egipto. Debido a que la autoridad encargada del bienestar de muchos seres vivos que son utilizados para recibir y transportar a las visitas, anunció una medida que busca protegerlos del maltrato. Ya que el Ministerio de Turismo de Egipto ha anunciado estar a favor del cuidado animal y se encuentra planificando prohibir los paseos en camello y caballo en Guiza, cerca de las pirámides y otros sitios arqueológicos muy típicos de la zona.

Pixabay

Medida que fue celebrada por muchos, debido a que camellos y caballos eran utilizados para los paseos de los visitantes en los principales sitios turísticos de Egipto, donde además de padecer el calor abrasador, la falta de acceso a comida, agua y sombra, también eran víctimas de agresiones, lesiones producidas por la infraestructura del sector y otras formas de maltrato. Un logro que por sobre todo fue muy aplaudido por parte de PETA Asia, organización que vela por los derechos de los animales, que durante un año hizo campaña contra los terribles abusos que padecían estos seres vivos.

iStock

Según consignó en su sitio, PETA Latino, en la investigación que realizaron, descubrieron que los camellos, caballos y asnos que se veían obligados a transportar visitantes en Egipto, eran víctimas de resbalones, caídas y de golpes con los que buscaban que siguieran caminando más allá del punto de agotamiento. Por ejemplo, un trabajador llegó a ser captado por una cámara mientras azotaba sin piedad a un caballo colapsado en la calle.

iStock

Además, muchos de los camellos que son utilizados para los paseos en sitios arqueológicos, son adquiridos en el mercado de camellos de Birqash, donde llegan a ser golpeados hasta sangrar. Producto de esta investigación, fueron arrestados tres comerciantes de camellos, quienes además de ser multados, arriesgarían una pena de prisión de hasta seis meses.

PETA Asia fue capaz de convocar a casi medio millón de personas que enviaron cartas al Ministerio de Turismo y Antigüedades de Egipto para que detuviera este maltrato. E incluso, representantes de esta organización se reunieron con funcionarios del gobierno para ponerle fin a este abuso contra los camellos, caballos y asnos. Obteniendo un avance que hoy es celebrado por muchos, y que permitirá que estos animales sean reemplazados por buses y otros vehículos eléctricos.

Puede interesarte