Por Camilo Morales
18 mayo, 2022

En pleno procedimiento se dieron cuenta que el can había sido utilizado para cuidar una vivienda en donde había sido construido un túnel para traspasar droga por la frontera de México. Ahora vivirá con ellos en los cuarteles.

Muchos perritos callejeros deben sufrir diariamente los riesgos que significa deambular por las calles en búsqueda de alimento, agua y refugio. Y es que las condiciones de vida suelen ser muy extremas y precarias, a tal punto que hay animales que no logran sobrevivir. 

Pero además de esas circunstancias, hay veces en que esos perritos se ven envueltos en otras situaciones lamentables por culpa de la acción humana.

Reuters

Hace poco un perrito abandonado fue encontrado en medio de una vivienda en donde se realizaban negocios ilegales vinculados con el narcotráfico y con la construcción de una estructura que no tenía ningún tipo de regulación por parte de las autoridades.

Según información de La Jornada, el hecho se produjo en Nueva Tijuana, México, en donde efectivos del Ejército mexicano llegaron hasta un inmueble que sirvió de fachada para construir un túnel en donde narcotraficantes pasaban cargamentos de droga a través de la frontera.

Twitter @expresoqro

Cuando los uniformados acudieron a esa zona se dieron cuenta que el perrito había sido adoptado por los criminales para utilizarlo como protección.

Sin embargo, cuando los narcotraficantes dejaron de utilizar esa vivienda lo dejaron abandonado sin comida ni alimento. El perrito fue hallado en el patio de la casa en donde quedó encerrado y sin cuidados.

www.news.cn

Los soldados comprendieron la situación límite del can, por lo que cuando tomaron la casa para realizar el allanamiento comenzaron a llevar agua y comida para el animal.

Los militares se quedaron con él durante 3 días, mientras se llevaba a cabo la orden de cateo. Durante ese tiempo el perrito se encariñó con ellos y les tomó confianza, ya que al principio estaba débil y asustadizo.

Ana Lilia Ramírez

Luego de terminar con el procedimiento los uniformados decidieron adoptarlo para siempre y llevarlo hasta los cuarteles. Hasta el momento no saben cómo van a bautizarlo, pero es más que seguro que tendrá mejores condiciones de vida que las que tuvo abandonado en plena frontera.

Puede interesarte