Por Camila Cáceres
21 diciembre, 2016

La situación es insostenible.

Los residentes de las 24 ciudades al noreste de China no pueden dejar sus hogares por culpa de una gruesa niebla gris que cubre la región. Es la concentración de varios episodios de smog tóxico que este año han tenido a China en alerta roja, con escuelas cerradas y restricciones de tráfico.

Unas 460 millones de personas han sido afectadas por los niveles de polución que la organización Greenpeace declara, están seis veces por sobre el nivel indicado por la Organización Mundial de la Salud.

Brielle Cardieri

El smog – que ha cubierto el área por cuatro días hasta la fecha – ha impedido el despegue de más de 300 vuelos.

“La escala de las medidas de alerta roja muestra que el gobierno chino está tomando la polución del aire en serio. Sin embargo, este “airepocalipsis” es más evidencia de que China debe implementar restricciones muchísimo más estrictas en el consumo de carbón y acelerar la reestructuración de la economía por un camino lejos de los sectores que provocan polución”

Dong Liansai, miembro de Greenpeace y activista sobre clima y energía-

Peter Parks

Beijing ha impuesto restricción a vehículos con patentes “impares/pares” pero se han cursado ya 85 mil infracciones.

La capital también ha suspendido operaciones a más de 3 mil sitios de construcción.

China FotoPress

Se ha pronosticado que vientos en el norte comenzarían a despejar la neblina a partir del jueves, pero es imposible adivinar cómo progresará la situación general. China tiene aún mucho que enfrentar para solucionar su grave problema de contaminación.

Cuidar del aire es tarea de todos.

Puede interesarte