Por Moisés Valenzuela
23 octubre, 2018

Mientras todos lo buscaban asustados, él dormía la siesta de su vida.

Que nadie se atreva a decir alguna vez que hay algo más adorable que un animal bebé. Los perritos, los gatos, los monos o cualquiera: es que no hay algo mejor, y vamos, seamos sinceros, todos hemos querido que nuestra mascota no crezca y se quede así tal como está.

Y Elvis no es la excepción: este burrito de dos semanas es tan tierno que sólo basta mirarlo para darse cuenta. ¿Y lo mejor de todo? Es que le encanta dormir en los lugares más inesperados, y sus dueños se divertían viendo cómo el pequeño asno descansaba donde mejor le parecía.

Reddit

Sin embargo, un día dejó de ser gracioso: Elvis no aparecía por ninguna parte. Y luego de un rato, comenzaron a preocuparse.

Habían revisado cada lugar de la casa, detrás los muebles, en todas las habitaciones y en el más impensado rincón del patio. Todo apuntaba a que Elvis había desaparecido y algo malo había sucedido (o al menos eso pensaban).

Reddit

Entonces vieron que un bulto se movía y se balanceaba en la hamaca del patio delantero. No podía ser él, nadie se imaginaba que podría haberse subido así que fue un lugar que no revisaron. Y precisamente ahí estaba.

Youtube

¡Elvis había encontrado su lugar perfecto! Acurrucado y sin molestarse, tomaba la mejor siesta que podrías imaginar colgando y meciéndose de un lado a otro. Sus dueños solo pudieron grabarlo y comenzar a reír.

Es que es lo más adorable que podrían haber encontrado: el burrito de apenas dos semanas profundamente dormido en su hamaca. Ni siquiera se atrevieron a hablarle o a despertarlo. Aunque si lo hubieran intentado, probablemente no habría despertado.

El pequeño Elvis durmió como todos quisiéramos, y a pesar del susto que le dió a sus dueños, todo era parte de su plan para descansar sin ser molestado.

Puede interesarte