Por Moisés Valenzuela
3 diciembre, 2018

Kiya presentaba fracturas, heridas punzantes y hasta quemaduras. Pero se ha hecho justicia con una sentencia histórica y su asesino pagará.

A veces la justicia tarda, y en otras ocasiones jamás llega. Tristemente nos hemos acostumbrado a lo injusto, a que los abusadores se salgan con la suya. Nos parece casi normal.

Sin embargo, todavía existen momentos en los que recuperamos la esperanza: hace cinco años, Kiya, una perrita pitbull, debió ser sacrificada luego de ser torturada cruelmente por un hombre. Este año, su asesino comenzó a cumplir su larga condena.

PA

Radoslaw Czerkawski es todo lo que no queremos ser. Sus acciones y  lo que ellas representan no pueden estar más lejos de nuestras aspiraciones: un maltratador, abusador y asesino de animales.

Gran impacto generó el caso de Kiya, la perrita que Czerkawski golpeó hasta dejarla agonizando y abandonada. Heridas por todo su cuerpo y rostro hacían pensar que no podría sobrevivir. Y así fue: a pesar de que pronto fue encontrada y llevada a un recinto asistencial, su estado obligó a los médicos a sacrificarla. 

Facebook/ Justice for “Puppy Doe”

Eso hace cinco años. Mucho tiempo pensarán algunos, pero lo cierto es que no fue en vano: tras una investigación y los procesos judiciales correspondientes, por fin Czerkaswki fue sentenciado.

10 años de cárcel, otros dos de libertad condicional y la prohibición de contacto y posesión de animales por el resto de su vida es lo que recibió este hombre (si es que así se puede llamar).

La condena fue producto de 12 cargos de crueldad hacia los animales.

Facebook/ Justice for “Puppy Doe”

Sinceramente, esperamos que esos 10 años se transformen en más y jamás vuelva a pisar suelo libre. Kiya fue encontrada con heridas punzantes en los ojos, múltiples fracturas en el cráneo, la columna y su lengua partida.

Aquel que es capaz de aquello, jamás debería volver a estar libre.

PA

Mary Nee, presidenta de Animal Rescue League (ARL), aseguró que la condena que recibió el hombre es histórica y que abre las puertas para endurecer las sanciones y generar una ley de protección animal adecuada.

“Hoy fue un día histórico para el bienestar animal en Massachusetts. Con la condena y sentencia de Radoslaw Czerkawski, se ha demostrado que las personas que cometen crueldad hacia los animales, y en este caso la crueldad extrema, serán responsables de sus actos”, indicó Nee.

PA

Además, el hombre será deportado y devuelto a Polonia, su país de origen. Allá cumplirá su condena y quedará a disposición de la justicia. También, deberá enfrentar cargos por robar dinero a una anciana.

Hasta nunca, Czerkawski.

 

 

 

 

Puede interesarte