Por Valentina Miranda
7 septiembre, 2021

“Debido a la presión humana, el bosque se está talando y desapareciendo lentamente, y la sabana se ve afectada por incendios y degradación. Por eso los animales están realmente en pequeños bolsillos”, declaró Gerardo García, un cuidador de vertebrados e invertebrados.

El cambio climático ha traído drásticas consecuencias como sequías, cambios de temperatura, derretimiento de glaciares, y hasta la desaparición de animales. Quien peligra en este momento es el dragón de Komodo, el lagarto más grande del mundo, ya que mide 3 metros de largo, pesa hasta 90 kilos y alcanza una velocidad de 29 kilómetros por hora para alcanzar a sus presas, puesto que son carnívoros e inyectan veneno con sus dientes.

Este reptil pasó del estado vulnerable a estar en riesgo de extinción. Vive entre 30 y 50 años en algunas islas de Indonesia como Rinca, Gili Motang, Nusa Kode, Flores y Komodo, en los bordes del bosque, sabana abierta, que ya de por sí es reducida. Estas tierras son volcánicas y cuentan con palmeras y praderas.

Crédito: Gerardo García de Chester Zoo

Esta especie se encuentra amenazada por su posible extinción debido a que los niveles de agua han crecido, lo puede atravesar los valles bajos de la costa donde viven, y todo esto impulsado por el cambio climático el cual los afecta directamente. Los cambios en las lluvias también les traerá consecuencias severas porque ya no serán lugares seguros para tener a sus bebés.

Se estima que este aumento del nivel de agua dañará al 30% de su hábitat en los próximos 45 años, de acuerdo a la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

Andrey Gudkov / Getty Images

Anteriormente ya se había declarado amenazada debido a su hábitat que va disminuyendo de a poco a causa del hombre. “El verdadero problema ha sido la pérdida de su hábitat debido a la conversión de áreas de bosque en áreas agrícolas (..) Los habitantes locales han iniciado fuegos para aumentar el terreno disponible para el ganado”, dijo Tim Jessop, ecologista de la Universidad Deakin en Geelong, Australia a BBC.

“Debido a la presión humana, el bosque se está talando y desapareciendo lentamente, y la sabana se ve afectada por incendios y degradación. Por eso los animales están realmente en pequeños bolsillos”, declaró Gerardo García, curador de vertebrados e invertebrados del Zoológico de Chester a The Guardian.

KSP ARIEFIANDY

Como dato curioso, en 1927 el naturalista W. Douglas Burden hizo una expedición a la Isla de Komodo y publicó un libro sobre esta aventura, donde dio a conocer a este animal, al cual describió como “bestia antigua” y sirvió como inspiración para la creación de King Kong.

Puede interesarte