Por Camila Londoño
29 julio, 2016

Hecha “a su medida”.

David Zbaracki estaba a punto de salir de casa con su familia cuando de repente notó que en la piscina para niños de su patio trasero, había un invitado no tan invitado. Era un gran oso negro de Duluth, Minnesota (Estados Unidos), que llegó allí, aparentemente, para refrescarse un poco. Zbaracki tomó esta foto desde la ventana de su cocina y por obvias razones, ha causado sensación.

El oso no estaba causando ningún problema.

Simplemente estaba allí, acostado sobre su barriga y disfrutando del agua en una piscina un poooco más pequeña que él.

“Supongo que sólo quería refrescarse, así que lo dejamos en paz”.

-Zbaracki-

0727duluth-bear
David Zbaracki

A pesar de ser una animal salvaje, Zbaracki no tenía miedo.

Y esto se debe a que Duluth es una especie de “área urbana salvaje”. Están rodeados de verde y los encuentros con la vida silvestres son bastante comunes. Además la escena era divertida y el oso no estaba incomodando ni atacando a nadie. De hecho, Martha Minchak directora del área silvestre del Departamento de Recursos Naturales del lugar, asegura que no hay que temerle a los osos de Duluth, simplemente es bueno ser cauteloso y respetarlos.

“El oso no debió estar más de 15 minutos”.

-Zbaracki-

2016-07-27T12-07-45-3Z--1280x720.today-vid-canonical-featured-desktop
David Zbaracki

Y no es la primera vez que pasa…

Al parecer los osos AMAN las piscinas para niños. 

Puede interesarte