¡Qué maravillosa es la naturaleza!

Durante una mañana en la Bahía de Fundy, en Nueva Escocia, Canadá, un grupo de observadores de ballenas, decidió subir a un bote y acercarse un poco a los maravillosos cetáceos. Todo parecía estar en calma, y los navegantes estaban ansiosos y con las cámaras y teléfonos móviles preparados en caso de que alguna se apareciese.

Pero, esa mañana no estaba destinada a ser como cualquier otra, ya que mientras filmaban en la dirección en donde una se había asomado de manera tímida, otra, o la misma probablemente, decidió dar un salto impresionante y que la dejaría por una fracción de segundo, casi por completo fuera del agua. Un momento que quedará grabado en la memoria de todos los presentes y que se convirtió en un regalo para la humanidad, gracias al pulso que logró mantener, a pesar de la emoción, Sandy Seliga, quien es la dueña del celular.

El ángulo también fue digno de mención. Como si la ballena jorobada realmente hubiese saltado en ese lugar y con esa potencia para quedar inmortalizada por el resto de la historia.

httpv://youtu.be/0K21EwDWgjM

Las ballenas son una parte muy importante del ecosistema de la Bahía de Fundy. Sin embargo, estas majestuosas criaturas están en constante peligro y estrés a causa del tráfico de petroleros que se movilizan en el sector, y que está por volverse aún peor, con el sistema de tuberías submarinas que TransCanada quiere implementar y que acarreará más de 1 millón de barriles de petróleo al día.

El video fue publicado en YouTube por el Consejo de Conservación de Nueva Brunswick, y es en parte, una forma de demostrar que la propuesta energética de TransCanada podría ser muy perjudicial para ésta y otras importantes especies.

Puede interesarte