Por Elena Cortés
24 abril, 2017

Y lo peor es que es nuestra culpa.

La naturaleza es impredecible y aunque siempre logra sorprendernos es nuestro deber empezar a crear conciencia sobre lo que de verdad está ocurriendo en el mundo. Lo que acaba de pasar con el río Slims es una tragedia y nos deja una reflexión muy seria: es hora de cuidar nuestro planeta. Después de cuatro días, este gigantesco río desapareció. ¿Cómo ocurrió esto? ¡Acá se los contamos!

El río Slims es (o mejor dicho era) un río enorme que se alimenta del deshielo del glaciar Kaskawulsh, en el noroeste de Canadá. 

Twitter/The Logical Indian

Se sabe que este hermoso río puede extenderse en sus partes más anchas hasta 150 metros. Desgraciadamente después de cuatro días desapareció repentinamente de la faz de la tierra. La inesperada, terrible y triste desaparición de este curso de agua ha conmocionado a las redes sociales. Y es hora de que sepan por qué ocurrió.

Esta belleza natural fue víctima de la piratería fluvial. 

JIM BEST/UNIVERSIDAD DE ILLINOIS

¿Qué es esto? Es cuando el cauce de un río es desviado hacia otro curso de agua. Este fenómeno puede ocurrir por la erosión, movimientos de la corteza terrestre o el deslizamiento de tierras. El hecho que ocurrió en Canadá pasó por una peor razón: el cambio climático, producto de la actividad humana.

JIM BEST/UNIVERSIDAD DE ILLINOIS

Cuando el glaciar Kashawulsh se comenzó a derretir en primavera del año pasado, hizo que el agua, en vez de desviarse hacia el norte (y alimentar al río Slims), se desviara al sur, aumentando el cauce del río Alsek, que desemboca en el Océano Pacífico. 

JIM BEST/UNIVERSIDAD DE ILLINOIS

Dan Shugar, geocientífico de la Universidad de Washignton Tacoma y autor principal de esta investigación, explicó que ésta es la primera vez que se registra un caso de piratería pluvial en la actualidad. 

Hoy, el lecho del río Slims está a la vista de todos. Donde antes había agua ahora hay pastizales. El aire era limpio y hoy es una polvareda creada por los vientos que arrastran los sedimentos del río. Y, la noticia se vuelve más triste aún después de que los científicos han afirmado que el cambio climático hará que haya muchos más eventos como este. 

¡Qué el río Slims sea una enorme señal de advertencia y que cree conciencia! A cuidar nuestro planeta. 

Puede interesarte