Por Juan David Montes
24 junio, 2016

Para emitir menos gases de efecto invernadero.

El Ministerio de Salud de China dio a conocer los lineamientos para la dieta de los más de mil millones de ciudadanos que conforman la población del país asiático. El documento recomienda el consumo diario de entre 40 y 50 gramos de carne por persona. Además del impacto en la salud pública relacionado directamente con los hábitos alimenticios, la medida también podría significar una importante reducción en la emisión de gases de efecto invernadero.

El Partido Comunista Chino se ha unido a celebridades estadounidenses como James Cameron y Arnold Schwarzenegger para promover los beneficios ambientales relacionados con el consumo de menos carne.

16808641976_d465ccc943_o
Anton / Vía Flickr

Si los lineamientos propuestos se cumplieran, las emisiones de dióxido de carbono procedentes de la industria ganadera proyectadas para 2030 se reducirían de 1.8 miles de millones de toneladas a sólo mil millones de toneladas.

Según The Guardian, La crianza y manutención de animales empleados por la industria ganadera produce en todo el mundo más emisiones que todo el sector de transporte.

3195239794_07a4d3c82d_o
Steve Evan / Vía Flickr

El consumo de carne creció a medida que China se convirtió en una potencia económica, pasando de un promedio de 13 kilogramos anuales por persona en 1982 a 63 kilogramos en la actualidad.

Al reducir su consumo cárnico, la población china también podría restar los casos de pacientes con obesidad y diabetes.

3021086208_bbdd1a7656_o
Mary Molinaro / Vía Flickr

Para suplir su actual demanda de carne, China ha comprado granjas en Australia y Estados Unidos, externalizando las emisiones de metano.

¿Logrará reducir su consumo?

Puede interesarte