Por Florencia Lara
5 agosto, 2022

Algunos transeúntes del lugar afirman que la ama del can falleció hace un tiempo, mientras otros creen que la mujer simplemente lo abandonó a su suerte. Sin importar el motivo, la mascota espera cada día en la estación que su dueña aparezca por las escaleras.

Más de una persona en este mundo afirma, que no existe ser más fiel en el planeta Tierra que los perros. Vivo ejemplo de ellos es un triste can, quien espera a su ama día a día fuera de una estación de metro deseando que vuelve por él, pero sin conseguir ningún tipo de resultados.

Instagram: @cronicas_chilangas_c

Cuando la gente realiza sus labores diarias y debe tomar el transporte público para ir al trabajo, a la escuela o cualquiera que sea el lugar de destino, muchas veces no miran lo que hay alrededor de ellos por el acelerado ritmo de vida que llevan. Pero, los usuarios frecuentes del metro de La Raza, localidad de México, se sintieron curiosos al encontrarse cada mañana, día y tarde con el mismo perro.

Resulta que, en la estación hay un can que se para durante horas mirando las escaleras del metro, esperando pacientemente que su dueña aparezca, pero esto  nunca sucede. De hecho, el mismo perrito mira con cara de afligido hacia el interior del lugar sin conseguir que su ama aparezca subiendo los escalones.

Instagram: @cronicas_chilangas_c

El noble gesto del perro hizo que los transeúntes lo bautizaran como el “Hachiko de La Raza”. El apodo lo recibió gracias a la historia de Hachiko, un perro akita habitante de Japón, quien esperó a su dueño fallecido en la estación de trenes durante nueve años, emotiva historia que en 2009 los estadounidenses llevaron a los cines.

Lamentablemente, al parecer el can de México está condenado a vivir lo mismo que su par japonés. Usuarios frecuentes del transporte público aseguran que la dueña del can falleció hace un tiempo, dejándolo a su deriva. Incluso, otras personas que suelen estar en aquel lugar, afirman que la mujer abandonó a su mascota, sin vuelta atrás.

Stage 6

La gente del sector desea encontrar un nuevo hogar para el “Hachiko” mexicano. Pero, no tienen la certeza si el can quiera abandonar la estación de metro, ya que el espera pacientemente cada día que su ama aparezca por aquellas escaleras.

Puede interesarte