Por Fernanda Peña
12 mayo, 2017

Esto probablemente cuestione todo lo que creímos saber acerca estos animales.

El cazador involucrado en la muerte de un ciervo en Utah (Estados Unidos) sintió un gran escalofrío cuando decidió abrir por primera vez el cuerpo del animal. El esqueleto, y en especial su caja torácica, daba cuenta de que alguien había estado hostigándolo mucho antes que él.

Tras el hallazgo, el espécimen se convirtió en toda una pieza de museo.

Se trataba de un ciervo que probablemente vivió por muchos años y otro cazador ya había alcanzado a clavarle una flecha. Pero aquella primera vez, el animal se resistió a morir.

La enorme varilla se albergó en su organismo, afectándole todas las costillas de un costado; pero la herida no fue fatal. En vez de eso, su esqueleto utilizó el cuerpo extraño como una especie de férula y el hueso siguió creciendo a su alrededor.

Ésta fue la foto compartida por la Asociación de Oficiales de la Conservación en Utah.

Take a close look at this, absolutely amazing! This deer was shot several years prior and when they dressed it out they…

Posted by Utah Conservation Officers Association on Monday, February 20, 2017

Rápidamente, entre la comunidad de cazadores de Utah (no son pocos), el hallazgo se hizo viral, alcanzando los 41.000 likes.

Evidentemente, este ciervo era un tipo rudo. Y es una verdadera lástima que su vida haya terminado a manos de un cazador.

 

Puede interesarte