Porque madre no es solamente la que te da a luz

Koko, la gorila, es famosa por haber demostrado una enorme capacidad para aprender el lenguaje de señas. Pero también es famosa por otra razón, ella adora a los bebés, pero nunca pudo ser madre. Sabiendo esto, su entrenadora, Francine Patterson, le hizo un maravilloso regalo cuando cumplió 44 años: una camada de gatitos. 

2D6FE24400000578-3273726-In_celebration_of_turning_44_years_old_Koko_s_trainer_Francine_P-a-1_1444905566075
Fuente

Lo más asombroso, es que además de tomarlos y mimarlos, Koko hizo espontáneamente a su entrenadora la señal de “gato”, seguida de la señal de “bebé”, comprendiendo que lo que tenía enfrente eran unos pequeños felinos que desde ahora serían sus propios bebés.

2D705F1B00000578-3273726-image-m-26_1444907962583
Fuente

Fue entonces que preguntó a Francine, con lenguaje de señas, si ella podía colocar a uno de los pequeños sobre su cabeza. ¡Francine encantada lo hizo de inmediato!

2D6FDE5700000578-3273726-The_clip_concluded_with_Koko_gesturing_for_one_of_the_cats_to_be-m-7_1444905652721
Fuente

Mira el emocionante momento en que Koko conoce a los gatitos:

httpv://youtu.be/JXPJs1vz5Ig

A pesar de sus enormes y gruesas manos, Koko es muy delicada con los gatitos, los toma con gran suavidad.

2D6FE23F00000578-3273726-Despite_her_huge_hands_being_the_size_of_the_kitten_the_gorilla_-m-15_1444907624767
Fuente

Cuando la caja de cartón llega con los gatitos frente a Koko, ella se fascina al mirarlos y luego toma a uno entre sus manos. Koko se toma su tiempo antes de elegir a su favorito, pero finalmente escoge a un pequeño color gris oscuro. Lo lleva cerca de su cara, lo mira, le acaricia su vientre con su enorme dedo y después lo abraza tiernamente. Pero hay otro gatito que también quiere estar cerca de Koko e intenta salir de la bolsa para acurrucarse a su lado.

2D705F2400000578-3273726-Now_a_family_According_to_information_provided_alongside_the_vid-a-19_1444907810552
Fuente

Hoy Koko y su camada de gatitos son una familia feliz.

Koko tiene un gran instinto maternal, ya que constantemente hace la señal de la palabra “bebé” y se lleva a los gatitos a sus manos, tal como hacen las madres gorilas con sus pequeños.

2D705EEF00000578-3273726-Special_moment_According_to_Koko_s_trainer_the_special_ape_is_ab-a-31_1444908074892
Fuente

Esto demuestra que tenemos mucho más en común con los gorilas de lo que pensábamos.

Puede interesarte