Por Pablo Román
29 diciembre, 2017

El gesto maternal más hermoso de todos.

No hay nada más tierno que ver a una madre enseñándoles a sus hijos. Recuerdo con la mía me leía los libros, luego hacia mi tarea, después fue a la universidad por mí, hizo los exámenes ella sola, y así fue como recibí mi titulo de periodista. Ahora es ella quien escribe este texto.

Imgur

Bueno, esa foto de archivo no la favorece.

Pero volvamos al tema principal. Las madres tienen un afán por proteger a sus hijos. Muchas veces, esta acción puede generar problemas en el adulto, transformando en un inútil (Por ejemplo, yo).

La verdad es que se trata de amor, pero tratemos de medirlo por favor.

Ahora, la siguiente mamá perro intenta ayudarle a su cachorro a que se siente. Es decir, un humano le pide que siente, el pequeño no lo entiende, pero ella le da «una pata».

Espero que les haya gustado lo que les escribió mi mamá.

Puede interesarte