El rescate de este anciano perro nos demuestra el poder de las segundas oportunidades.

Ve el video a continuación para que conozcas la conmovedora historia de cómo Mufasa cambio al ser rescatado.

httpv://youtu.be/tQ0RHiSlzC4

Antes de su rescate, el viejo perro llamado Mufasa vivía en una planta de tratamiento de agua en Los Angeles, Estados Unidos. Estaba solo, enfermo y rodeado de peligros, debido a los tanques llenos de químicos del lugar. Por suerte, Eldad Hagar, el fundador de la Organización de rescate animal Hope for Paws, había escuchado de la situación en que vivía Mufasa gracias a un empleado de la planta que lo contactó y decidió ir de inmediato.

Hagar y sus compañeros llegaron al lugar, vieron al perro que claramente estaba asustado y muy agitado, y decidieron acercarse lentamente para ganar su confianza. No contaban con un incentivo comestible digno de un perro, pero una hamburguesa fue la solución. Le fueron tirando trozos hasta que el perro se empezó a relajar. «El estaba sentado, sin confiar en nosotros», explicó Hagar a The Huffington Post y recordó que una señora de la planta de tratamiento de agua les dijo que sí el perro se llegaba a caer a una de las piscinas, el filtro lo tragaría, y después de eso, no había vuelta atrás.

En un momento en que estaba desprevenido, aprovecharon de ponerle una correa al cuello y tras unos segundos de tensión, Mufasa cedió y se fue al coche con sus rescatistas. A los pocos segundos, el perro estaba entregado y feliz, como si notara que su destino estaba dando un vuelco radical.

Gracias a Hope For Paws, Mufasa fue bañado, alimentado, esterilizado, desparasitado y tratado de su infección de oído. Después de eso, fue recibido por el Centro de rescate de perro adultos Lionel Legacy, que le ayudará a encontrar un nuevo hogar.o-MUFASA-570

Visto en: The Huffington Post,  Original

Puede interesarte