Por Romina Bevilacqua
1 enero, 2015

Este hombre puso una GoPro a su perro  para ver qué hacia durante todo el día mientras él no estaba en casa, pero lo que vio no era exactamente lo que esperaba encontrar. En el video se puede ver que después de que Mike se va de la casa, su perro se queda mirando la puerta. Luego se pone ansioso y comienza a mirar por la ventana y hacia la puerta para ver si encuentra a su dueño. Cuando se da cuenta de que no está por ningún lado empieza a sollozar y finalmente colapsa sobre una pila de ropa de su dueño mientras aúlla mirando hacia el techo.

Mike y su amigo editaron el video y el resultado son estas desgarradoras imágenes:

httpv://youtu.be/O_J-XwrYSzw

“Lo he tenido por seis años y nunca antes lo había escuchado aullar”, dijo Mike  y agregó que nunca más lo dejaría solo nuevamente. También contó que la batería de la cámara se terminó antes de que él llegara a casa y no se grabó el momento de la reunión entre ambos, y que cuando vio el video lloró junto a su perro.

Puede interesarte