Es difícil encontrarlo y estudiarlo porque sus patas no dejan huellas.

El gato de las arenas o gato del desierto (felis margarita) es uno de los mamíferos más difícil de ver en la vida silvestre. Eso explica porqué durante la última década no había nuevos registros de este ejemplar de armonioso pelaje. Este gato puede llegar a medir hasta 80 centímetros desde la cabeza a su cola.

Por primera vez en 10 años fue visto uno de ellos en los Emiratos Árabes Unidos.

Nationalgeographic

La poco conocida criatura es experta cazadora nocturna. Pero de acuerdo a la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza se encuentra en la lista roja de especies amenazadas.

Nationalgeographic
Nationalgeographic
Nationalgeographic
Nationalgeographic
Nationalgeographic

¿Conocías al gato del desierto?