Por Romina Bevilacqua
19 marzo, 2015

Mira cómo funciona la máquina que podría poner nerviosos a los gigantes del petróleo: con ella puedes producir gasolina, diésel o kerosén en casa. 

No sólo recicla uno de los contaminantes más abundantes en la Tierra, que está causando estragos en nuestros océanos. Sino que permite aplicar un complejo proceso para convertirlo en gasolina, diésel o kerosén en la comodidad del hogar. El invento se lama «Blest Machine» y fue diseñada por Akinori Ito, un empresario japonés que que quería acercar el reciclaje de plásticos a las personas para que menos vertederos fueran necesarios en las ciudades. Puede procesar polietileno, poliestireno y polipropileno pero no botellas de PET y aquí puedes ver cómo funciona:

httpv://youtu.be/lVPFXByk09E

Lo mejor de la máquina es que sólo pesa 50 kg y reduce la emisión de CO2 en 80%. “Si quemamos el plástico  generamos toxinas y una gran cantidad de CO2. En cambio al convertirlo  en aceite  evitamos la emisión de CO2 al tiempo que  aumenta  la conciencia sobre el valor de la basura de plástico”, destaca Akinori Ito. Además puede convertir 1 kg de plástico en 1 kg de combustible con sólo 1 kilovatio de energía.

Video original

Puede interesarte