Por Lucas Rodríguez
27 noviembre, 2020

Valia Orfanidou se encontraba en un camino rural en Grecia, cuando un cachorrito lleno de energía y cariño la comenzó a seguir. Cuando se detuvo, él prácticamente se subió al auto y decidió el próximo paso: ir a la casa de Valia y comenzar una nueva vida.

Rescatar a un perro es una acción que requiere mucho compromiso y entrega desde nuestra parte. Es decidir que estaremos a cargo de la vida de un animal durante por lo menos 15 años de su vida. No solo eso: que nos preocuparemos de darle el mejor cuidado durante todo ese tiempo. No se trata solo de tenerlo con nosotros, sino que de asegurarnos de que viva la mejor vida a la que pueda acceder. 

Youtube: The Orphan Pet

Especialmente cuando se trata de un cachorro rescatado, el compromiso que se hace con ellos es fundamental para sus próximos años. Por esto es que muchos de ellos se denotan tímidos y asustadizos a la hora de cambiar primeras impresiones. Solo están intentando asegurarse el mejor porvenir posible para ellos mismos. 

Youtube: The Orphan Pet

Bandit en cambio, fue totalmente distinto. El pequeño cachorrito salió disparado del costado de un camino rural en Grecia, para llamar la atención de su conductora. Quizás fue suerte, quizás sabía algo, pero su conductora, Valia Orfanidou, era una aficionada a los perros. No solo esto, sino que era virtualmente incapaz de decirle que no a un cachorro necesitado. 

Youtube: The Orphan Pet

En ese caso, Bandit es un cachorrito con un hocico único, porque apenas vio el auto el pequeño se hizo adoptar.

Youtube: The Orphan Pet

Apenas notó que el auto se detuvo, Bandit comenzó a realizar algo que solo podemos describir como una demostración de sus talentos y méritos. Se puso a jugar a las escondidas, eligiendo siempre la parte de atrás de las ruedas como su escondite. Esto nos muestra que Bandit no solo era muy juguetón, sino que además era un cachorro inteligente: si bloqueaba las ruedas, Valia no podría irse. 

Youtube: The Orphan Pet

Sin otra opción más que ceder a sus encantos, Valia se llevó al cachorrito con ella. Realizó un pequeño desvío en su camino para que un veterinario revisara al recién apodado Bandit (“Bandido“, en inglés, un nombre de lo más merecido por cómo le robó su corazón). El cachorro incluso se mostró de lo más dócil con el especialista, demostrando su capacidad para entender todo lo que pasaba en el momento. 

Youtube: The Orphan Pet

Desgracidamente, Valia no tenía espacio en su casa para un cachorrito más. Pero el vínculo que había creado con Bandit no se rompería con facilidad. Poniendo todo de su parte, abrió un espacio para contactar al posible nuevo dueño del cachorro con mentalidad de tiburón de los negocios en The Orphan Pet:

“Bandit fue rescatado en Grecia en octubre del 2020. Tiene dos meses de edad, ya recibió sus primeras vacunas, botó sus parásitos y está saludable y feliz.”

–Valia Orfanidou para The Orphan Pet

Con un cachorro así de industrioso, cualquiera pierde el corazón.

 

 

 

 

 

 

Puede interesarte