Por Lucas Rodríguez
1 diciembre, 2020

Nuestras mascotas sufren muchísimo durante las celebraciones de fin de año. Con una cinta ortopédica anudada, se consigue que reduzcan el ritmo cardiaco y sientan menos miedo.

Parte de las reclamaciones que realizan a diario los animalistas, tienen que ver con algunas prácticas excesivas que realizamos las personas, sin tomar en cuenta que pueden pasar a llevar enormemente la calidad de vida de los demás mamíferos con los que convivimos. Es cierto que muchas cosas fundamentales que hacemos o necesitamos, tienen solo consecuencias secundarias para las mascotas. Pero también las hay de las que podemos prescindir y que le causan muchísimo daño a los animales. 

Número dentro de esta lista, o al menos muy alto, tienen que estar los fuegos artificiales. Lanzado casi exclusivamente para año nuevo, esta demostración pública de felicidad carga con el significado de dar por cerrado un año y comenzado el siguiente. Pero quienes conocen más de las consecuencias de esta práctica, llevan mucho tiempo preguntándose si es realmente necesaria. 

PETA

Por un lado tienen los costes que tiene para el medioambiente, particularmente, la pureza del aire en las ciudades. Así mismo, quienes se preocupan por el bienestar y derecho de los animales, señalan que esta también es una práctica que tiene enormes consecuencias para el mejor amigo del hombre. 

Y si nos queremos seguir considerando merecedores de este título, quizás es hora de hacer algo al respecto.

Dado que tienen un oído muchísimo más agudo, no preparado para entender ruidos que escapan de la normalidad, los perros sufren terriblemente con el impacto de los fuegos artificiales. Se asustan de sobremanera, corriendo a esconderse debajo de las camas o donde sea que consigan sentir menos las explosiones de cada cohete. 

La discusión de si debemos eliminar los fuegos o no, corresponde para otro momento. Por lo pronto, el Facebook de Protección Civil México, compartió una muy útil guía para ayudar a tu perro a preparase mejor. Se trata de una técnica poco costosa, que servirá para ayudar a calmar a los perros. 

@ProteccionCivilMX

Usando una cinta ortopédica, lo que se hace es amarrarles un nudo en torno al pecho. La función de esto es ayudarlos a controlar un poco su ritmo cardiaco, el que se disparará cuando escuchen las primeras explosiones. La guía que compartieron incluso enseña cómo amarrárselo de manera efectiva, cosa de sacarle la mayor cantidad de provecho posible. 

@ProteccionCivilMX

Si quieres a tu mascota, es algo que debes hacer por ella. Los fuegos artificiales son producto de nuestra vanidad: no le corresponde a nuestras mascotas cargar con las consecuencias. 

 

Puede interesarte