Por Moisés Valenzuela
2 octubre, 2018

El pequeño oso quiere toda la atención de su amigo.

Sí, ya sabemos que mucha gente dice que el trabajo perfecto no existe. Pero lamentamos decirte que no es así, y podrás comenzar a sentir envidia de este hombre cuando veas lo que hace todos los días. 

En un video difundido por iPanda se puede ver cómo un cuidador de la Reserva de Investigación de Chengdu, en China, recolecta cañas de bambú para ponerlas en el refugio y alimentar a los osos que viven en el lugar. Seguramente estás pensando que puede ser bello, pero no alcanza para ser el mejor trabajo de el mundo. Tranquilo.

iPanda

Resulta que mientras intenta trabajar, este hombre tiene un amigo que no deja de abrazarlo: un bebé panda que no quiere separarse de él ni por un momento. Cada vez que intenta seguir con sus labores, el pequeño oso se cuelga de él como si fuera la última vez que se verán.

Youtube

Cada vez que el trabajador intenta continuar con sus tareas, aparta al osito hacia algún lado de su jaula y este, insistentemente, regresa. Es capaz de saltar y caerse con tal de aferrarse nuevamente a su amigo humano. 

Una y otra vez repiten la dinámica: el cuidador lleva al panda lejos y este vuelve solamente a abrazarlo. Quiere su atención en todo momento.

Youtube

Las cámaras del refugio captaron a estos dos amigos en su rutina diaria. El video es tan enternecedor que no demoró en ser viralizado y compartido por miles de usuarios. Su insistencia y las ganas de enredarse en las piernas de su cuidador emocionan a cualquiera que ve las imágenes. 

¿Así que el trabajo perfecto no existe? Mira el adorable registro a continuación:

 

Puede interesarte