Por Camila Londoño
7 Enero, 2016

Sus fuertes y acertadas palabras tocan nuestra fibra más profunda.

Ya muchos conocen a Koko, una increíble gorila que fue adiestrada por Francine Patterson y otros científicos de la Universidad de Stanford en California; ellos le enseñaron más de 1000 signos que hacen parte del lenguaje de señas americano conocido como ASL. El mundo entero adora a Koko y no sólo porque sabe comunicarse con los humanos de una forma excepcional, sino porque más de una vez nos ha dado una valiosa lección de vida y respeto. Esta vez nos dio la más grande todas:

Para todas las naciones que asistieron a la Cumbre Climática de París de 2015 (COP21), Koko preparó un mensaje:

“Yo soy una gorila, soy flores, soy animales, soy naturaleza. Koko ama al hombre, Koko ama la tierra, pero el hombre es estúpido”.

-Koko-

Captura-de-pantalla-2016-01-04-a-las-17.19.15
Noé ONG
Captura-de-pantalla-2016-01-04-a-las-17.20.13
Noé ONG

Y no sólo para las naciones, sino para todos y cada uno de nosotros como individuos:

“Koko lo siente, Koko llora. El tiempo corre”.

-Koko-

kokoo
Noé ONG

Y el tiempo corre tan rápido que Koko nos pide que ayudemos y protejamos la tierra:

Captura-de-pantalla-2016-01-04-a-las-17.20.39
Noé ONG

No creo que haya palabras más poderosas que las de Koko.