Por Juan David Montes
5 julio, 2016

Cuestión de puntería.

Un chef de Asbury Festhalle & Biergarten, un restaurante ubicado en Nueva Jersey (Estados Unidos), se convirtió en el héroe de toda una familia de patos. Siete aves que acababan de salir de sus respectivos huevos en un nido que estaba en pleno techo del establecimiento siguieron el instinto de ir tras su madre, quien precisamente había descendido al nivel del pavimento.

El chef, de quien se desconoce el nombre, tomó una gorra que usó para atrapar, uno a uno, los polluelos que caían desde el techo.

Lo que hubiera sido un dramático impacto contra el suelo se convirtió en una hazaña con final feliz.

Después se desplazaron hacia un pozo cercano, no sin tener varias dificultades con la “altura” de las aceras que había en el camino.

Mira el video a continuación:

httpv://youtu.be/4bgDpGw5Lxw

Un rescate con mucha destreza.

Puede interesarte