Por Moisés Valenzuela
7 noviembre, 2018

Un bocado para él, otro para su amigo.

Cuando llega la hora de comer, siempre es bueno tener compañía. Nos gusta compartir con nuestras familias y amigos porque es un momento para relajarse, conversar y disfrutar de un buen plato.

Por eso, cada vez que hay que comer, es bueno que alguien esté con nosotros. Sino, pregúntale a este hombre, que tiene el acompañante más tierno de todos.

Youtube

Tenemos que dejar la idea de que cuando pensamos en compañía, pensamos sólo en personas. A veces es suficiente con que tu perrito o tu gato estén a tu lado. O, en este caso, tu cuy.

Con la mesa llena de ensaladas y otros platos, un hombre estaba listo para almorzar. En ese momento, llegó su pequeño roedor. Tenía hambre y sabía que era hora de comer.

Youtube

Parado a un costado del plato, la pareja comenzó a probar las distintas preparaciones. El hombre tenía sólo un tenedor, así que se turnaban: un bocado para él, otro para su amigo.

De pie, el cuy devoraba trozos de lechuga esperando rápidamente que su dueño le diera otro. Se nota que ambos están disfrutando la comida, pero, más allá de eso, lo que más les gusta es acompañarse.

Youtube

Según el hombre, comer juntos es una costumbre que tienen hace un tiempo. Él y su roedor son inseparables.

“Antes no quería tener mascotas, pero este cuy me ha hecho cambiar de opinión. Lo amo demasiado y por eso siempre compartimos la hora del almuerzo”, señaló.

El video es enternecedor. Miles de usuarios y usuarias han visto la rutina de estos amigos y no han podido quedar indiferentes. Todos elogian su forma de compartir la comida, asegurando que más personas debieran ser tan unidos como ellos.

Puede interesarte