Por Lucas Rodríguez
8 mayo, 2019

Luego de 127 años de funcionamiento, el zoológico se convertirá en una santuario para que los animales que ahí viven pasen sus vidas de manera segura y cómoda.

Con el paso de los años, la opinión sobre los zoológicos ha ido cada vez más yendo hacia un consenso bastante claro: tener a los animales encerrados en jaulas, todo para que las personas, con sus niños llenos de dulce en sus labios y los dedos pegajosos a pesar de que se los lavaron hace menos de un minuto, puedan verlos por un momento antes de que una nueva alerta en sus smartphone los vuelvan a distraer, es algo cruel e innecesario. Especialmente si tenemos en cuenta las mejoras que se han hecho en las tecnologías para grabar a los animales en su hábitat.

@luisls_bcn

Es por esta razón que el zoológico de Barcelona, con 127 años de tradición, ha decidido dar un paso al costado, al mismo tiempo que uno hacia adelante para la conservación animal. Dentro de poco cerrará sus puertas al público. 

@kenmotar_m

Sobre el destino de los animales que ya se encuentran dentro del zoológico, las autoridades declararon a medios como El País que los que necesitan más cuidados irán a centros de cuidados intensivo, o en su defecto, serán rehabilitados para volver a la naturaleza. 

@elsenormopa

El resto de los animales, podrán gozar del parque para ellos solos, en cuanto las instalaciones serán transformadas en el primer ‘parque animalista’ de Europa, que es exactamente como suena: un parque, solo que de uso exclusivo para los animales. 

Una reforma admirable, que esperemos sea imitada por otros gobiernos.

Puede interesarte