El “zorro” enfermo y asustado que una asociación animalista rescató en realidad era un coyote

“Aunque tiene un largo camino de recuperación por delante, está poniéndose al día gracias al tratamiento”.