Por Daniela Morano
29 mayo, 2019

Con su trompa intentaba hacerla reaccionar.

Los animales así como los humanos, también sufren por la pérdida de un ser querido. Los elefantes son conocidos por tener estrechas relaciones con su grupo familiar, tocándose sus trompas como señal de afecto y protegiendo a como de lugar a otro que está en problemas. Para ellos también es especialmente duro cuando pierden a sus madres, quienes los acompañan durante sus 2 años de embarazo y luego otro largo tiempo criándolos.

Por eso es que este bebé estaba evidentemente angustiado al ver que su madre no respondía.

En la aldea Hiran, al este de India, una elefante junto a su cría se extraviaron dentro de una aldea. Algunos de los aldeanos se acercaron a la madre y a su cría para darles agua y comida además de poner hierbas medicinales sobre heridas que ella tenía en su cabeza y pata derecha.

Newslions Media

Le informaron a los guardabosques de su presencia y según Daily Mail, la pata de la elefante grande se habría fracturado, probablemente tras haber caído. Durante los primeros días pudo caminar cojeando pero la herida empeoró y quedó en el suelo, sin poder levantarse.

Newslions Media
Newslions Media

Las siguientes seis semanas veterinarios y aldeanos intentaron ayudarla pero por mucho que insistieron, no había nada que hacer.

Cuando su cría se acercaba intentaba reanimarla, empujándola con su trompa como pidiéndole que despertara. Sin embargo su madre ya no respondía y por mucho que la llamara, no quedaba nada más que hacer para recuperarla.

Puede interesarte