Por Constanza Suárez
30 octubre, 2018

Parecía ser una adorable escena entre madre e hijo. ¡Ella necesitaba un poco de tranquilidad!

Los niños suelen seguir a sus madres a todos lados, son como una sombra que jamás se despega. Incluso en momentos complicados, como cuando las madres van al baño. Los pequeños van detrás de ellas, las esperan fuera. Una situación divertida al fin y al cabo.

Y al parecer esto es algo de la naturaleza.

Un fotógrafo llamado Ivan Glaser captó una secuencia hilarante en Kruger Park, en África que muestra a un elefante bebé siguiendo a su madre. Al parecer ella no lo nota y justo sobre él, deja caer un excremento. ¡Pobre bebé!

Justo cuando se desarrollaba un adorable momento, Ivan se preparó para fotografiarlo pero la madre comenzó a hacer caca. Inesperado. Sin saberlo la madre, en realidad estaba descargando en la cabeza de su bebé.

Facebook/Ivan Glaser

“Esta pequeña manada de elefantes cruzó la calle frente a nuestro auto con los adultos primero y los bebés cerca de sus madres. Noté que una de las madres levantó la cola y supe lo que iba a pasar a continuación, ¡y así fue!”, dijo Ivan según consignó Daily Mail.

El pequeño totalmente desconcertado, ni siquiera intentó salir del camino después de la primera bomba, se quedó parado en el mismo lugar.

Pero las cosas no eran tan así, Ivan agregó averiguó y pudo aclarar lo ocurrido: “Después aprendí que este es un comportamiento bastante normal de los elefantes y que los elefantes beben realmente el estiércol de los adultos porque tiene bacterias que el estómago del bebé aún no produce”.

Finalmente no fue todo tan malo. Ese pequeño elefante no sufrió como nosotros lo imaginamos, pero no deja de ser divertido lo que ocurrió.

Puede interesarte