Por Luis Aranguren
19 noviembre, 2021

Un fotógrafo de naturaleza los captó en un bosque de Botswana, mientras usaban sus trompas como mangueras para jugar.

Existe un rumor sobre la inteligencia de los elefantes, asegurando que es mayor en comparación con la de otros animales. Esto es difícil comprobarlo, pero lo que sí podemos decir es que saben aprovechar lo que es vivir en manada para jugar cuando pueden.

Así lo captó el fotógrafo de la naturaleza, Aubrey Tseleng, en la reserva de caza Mashatu en Botswana donde un grupo de elefantes africanos aprovechó el agua fresca y fangosa.

Aubrey Tseleng

En las imágenes, se puede ver como además de tomar una ducha, usan sus trompas como pistolas de agua y chapotean para impresionar a los otros. Lo cierto, es que parece un ambiente en el que pueden estar completamente tranquilos, sin temor a algún depredador o ser humano que quiera hacerles daños.

Para el fotógrafo, Aubrey Tseleng, es un placer poder tenerlos de cerca y experimentar de primera mano lo feliz que pueden ser cuando se respeta sus espacios.

Aubrey Tseleng

“Tengo el privilegio de trabajar en una reserva natural, donde puedo presenciar estos increíbles animales en sus entornos naturales. Esta manada de elefantes en particular jugó en el agua fangosa durante más de media hora. Los elefantes levantan el agua para mezclarla con la tierra y luego ruedan y se rocían con el lodo que les ayuda a refrescarse. (…) Estaba pensando en lo importante que es para nosotros considerar nuestro impacto en el planeta, debemos esforzarnos por conservar la naturaleza como esta”. 

–Aubrey Tseleng dijo al Daily Mail–

Cabe resaltar que no es la primera vez que se filma a los elefantes disfrutando del barro en esta reserva, lugar en el que están protegidos de la caza. El paisaje se compone de amplias llanuras y colinas rocosas, que sirven para que los paquidermos puedan movilizarse con tranquilidad.

Aubrey Tseleng

En este espacio también viven jirafas, antílopes, aves y avestruces y se espera que en otros lugares del mundo también se creen para que otras especies en peligro vivan de manera segura. 

No cabe duda de lo lindo de estas escenas, de aquellos pequeños disfrutando del agua con total tranquilidad y alejando de su cuerpo el calor. Esperemos que hayan podido seguir disfrutando y que siempre cuenten con la protección de las personas, para que no estén en peligro.

Aubrey Tseleng

Son seres maravillosos, merecen disfrutar en todo el mundo de la misma tranquilidad.

Puede interesarte