Por Elena Cortés
21 noviembre, 2016

Me tiene que acompañar a mi próxima cita al dentista… por favor.

Así como hay tiernos patitos que sirven de asistentes emocionales en vuelos en avión, o perritos que ayudan a los ciegos o personas de tercera edad, Karma es una hermosa can que la familia de Debra adoptó para su mamá de 82 años que sufre de Alzheimer. Con el tiempo se convirtió en mucho más que una compañera de la familia Garret.

Todos conozcan a la dulce perrita Karma, una can adulta que no tiene dientes:

980x-2
Debra Garret y Karma

En un principio Karma fue adoptada para hacerle compañía a la mamá de Debra, quien sufre de Alzheimer. Pero, desgraciadamente, se dieron cuenta que la mamá no estaba preparada para tener a una perrita con ella, así que Debra decidió llevársela a casa con su esposo.

«Karma es muy tierna y es la perrita más cariñosa que existe en el mundo. Ella ama a las personas que la rodean y siempre les sube el ánimo haciéndoles cariñito».

-Debra a TheDodo

Debra cuenta que la lengua de Karma siempre está salida porque la pequeña no tiene dientes... Eso hace que en las fotos siempre haya un poco de humor:

980x-2-2
Debra Garret

La humana de Karma y su esposo tienen un consultorio dental y como todos saben una ida al dentista puede ser bastante incómoda y nerviosa. Es aquí donde entra a tallar la can… Un día, la pareja descubrió que Karma le daba muchísima calma a los pacientes a los que les tocaba una operación, extracción de dientes o simplemente batalla contra las caries.

980x-3-2
Debra Garret

Es así que Debra y su esposo comenzaron a recomendarle a sus pacientes que si sentían muy nerviosos podrían estar acompañados de Karma.

980x-4-2
Debra Garret

Karma se convirtió en la asistente dental más tierna, cariñosa y hermosa del mundo:

980x-6-2
Debra Garret

Con su compañía, los pacientes se sienten más acompañados y seguros en sus visitas al dentista:

980x-5-2
Debra Garret

«Ella llena a las personas de una linda sensación de confort, compañía y mucho amor… Esa es la clave para que los pacientes se sientan más seguros al ir a la consulta. Karma es una bendición», asegura Debra. 

A pesar de no tener dientes propios, Karma sabe lo que es darle todo su apoyo incondicional a los pacientes de su humana. Karma es una gran compañera y amiga.

980x-1-2
La mamá de Debra/ D. Garret

Karma, tendrás que acompañarme al dentista pronto.

Puede interesarte