Por Felipe Costa
20 noviembre, 2020

Sol es una perrita encontrada en un basurero que ha logrado cambiarle la vida a su familia adoptiva. “Pude verla y era una bola pequeña rubia, en ese momento lo único que pensé es que era el ser más perfecto que mis ojos hayan visto”, cuenta su dueña.

El abandondo de animales domésticos en Latinoamérica es un problema que con los años se ha acrecentado de manera exponencial. En países como Colombia se abandonan animales todos los días, y se cree que solo en la capital habría entre 800 mil a 1 millón de mascotas abandonadas recorriendo las calles. Es más, solo en el mes de mayo, iniciada la cuarentena en el país, se contabilizaron más de 200 abandonos.

Si bien es una cifra alarmante, existen personas que han entendido que la crisis solo se combate desde la responsabilidad y el apadrinamiento de las miles de almas que nacen en las calles en soledad y desamparo, como es el caso de Sol, una perrita rescatada por una joven que creó una conexión sinigual solo con verla.

María Castro es una chica de Bogotá, Colombia, cuya preocupación por los animales nació hace tiempo atrás, cuando se dio cuenta de que en su ciudad existía una gran cantidad de perros callejeros y poca gente que entendiera que, lo que podría ser una característica de la ciudad, era realmente un problema.

Sol al ser adoptada – Gentileza María Castro a Upsocl

Ella ya tenía dos perritas antes, Lupe y Kiara, pero la primera murió, quedándose con una golden retriever triste y sola, pero poco tiempo pasó al ver en Facebook que un refugio de animales publicaba que habían cachorritos callejeros en adopción.

Fue así que María se puso en contacto con la fundación, pero luego del primer llamado no hubo buenas noticias. Dado el porcentaje de abandono y sobre población de perros de su zona, no calificaba para adoptar. Esto último la derrumbó pero siguió insistiendo. Posteriormente desde el refugio le revisaron su perfil y se dieron cuenta de que era especial, así que se arriesgaron con la chica.

Fue así que con más de dos horas de viaje María llegó a la fundación y se encontró a quien sería su amiga inseparable.

Sol y Kiara – Gentileza María Castro a Upsocl

“Pude verla y era una bola pequeña rubia, en ese momento lo único que pensé es que era el ser más perfecto que mis ojos hayan visto. La cargué y se puso a llorar en mis hombros”.

–María Castro a Upsocl–

Sin dudarlo y por sus características la llamó Sol y al llevarla a casa, sabía que sus padres eran poco receptivos con los perros y algo prejuiciosos, por lo que no la tendría fácil, pero su amor por la criatura era más grande así que haría lo posible por mantener al cachorro con ella.

“Le dije a mi papá que era mitad golden mitad labrador y que era muy fina, ambos me creyeron hasta que creció y se dieron cuenta que en realidad era criolla. Sin embargo allí su concepto cambió, aprendieron que más allá de una raza se trataba de un ser noble y puro”.

–María Castro a Upsocl–

Sol – Gentileza María Castro a Upsocl

Sol, que partió siendo una bola de pulgas, necesitó un cuidado especial, y así como cuidaban de ella, ella comenzó a cuidar a la familia. Había pasado de ser encontrada en un basurero a tener un cálido hogar donde aprenderían a amarla.

De entre los miles de perritos abandonados, Sol ahora tenía un hogar y una nueva compañera: Kiara, la perrita que ya vivía con María. Kiara en un principio no era receptiva a una nueva integrante así que tuvieron que aprender a vivir juntas.

Sol, Kiara y María – Gentileza María Castro a Upsocl

Dentro de lo más difícil fue hacer convivir a una perrita de calle con una de casa y esa quizás es una de las causas por las que miles de perros en Colombia son abandonados y jamás encuentran dueño, aunque en este caso María jamás se rindió.

Con el pasar del tiempo y algunas enfermedades, Sol, Kiara y María se han vuelto inseparables y esto le ha abierto los ojos a la familia de la joven a ver el tema de la adopción con mejores ojos y responsabilidad, una, que María desea llegue a todas las personas pronto y así acabar con el abandono.

Puede interesarte