Por Juan David Montes
24 junio, 2016

Ya obtuvo una beca pero podría perderla si no consigue el dinero de manutención.

La teoría de cuerdas ha cautivado a expertos y curiosos en astronomía. Inspiró el guión de Interestelar, la película de 2014 protagonizada por Matthew McConaughey, y también es uno de los temas favoritos de Diana Sol Ángel Fonseca, una joven colombiana de 18 años a quien una sola visita al Planetario de Bogotá la inspiró para ir tras un ambicioso sueño: estudiar Astronomía en Estados Unidos. Sol, como prefiere que le digan, ya obtuvo una beca pero si no consigue una suma aproximada a 50.000 dólares para gastos de manutención, podría perderla.

SOL
Diana Sol Ángel Fonseca / Vía Generosity by Indiegogo

Sol sabe que no se trata de una suma de dinero fácil de obtener, pero no está dispuesta a perder esta oportunidad sin al menos luchar por ella.

Con la ayuda de su madre, elabora pulseras inspiradas en los planetas del Sistema Solar bajo la marca Luna Llena.

13346472_1351695674857148_5698916093800419191_n
Luna Llena / Vía Facebook
13237802_1336065839753465_4009200361381109986_n
Pulsera de Saturno y su luna Titán. Luna Llena / Vía Facebook

Además del dinero recaudado con la venta de estos accesorios, Sol también tiene recibe donaciones en la plataforma de crowdfunding Generosity, de Indiegogo:

“Logre ser aceptada en la Universidad de Arizona para estudiar Astronomía, pero no cuento con los recursos suficientes para pagar por mis estudios”.

“Hoy pido tu ayuda para poder cumplir mi meta, he trabajado muy duro para que esta se pueda dar y no quiero rendirme”.

13267724_1336064006420315_632524342725510197_n
Pulsera del Sistema Solar. Luna Llena / Vía Facebook
13237707_1336065153086867_6492200356150929448_n
Pulsera de Sol, estrella y Luna. Luna Llena / Vía Facebook

Gracias a la embajada de Estados Unidos en Colombia y el programa EductionUSA, Sol obtuvo una beca que contempla varios gastos, excepto su manutención.

Sol fue aceptada en el programa de Astronomía en la Universidad de Arizona y quisiera trabajar como investigadora en la NASA.

También quiere equilibrar el peso femenino en el campo de las ciencias, tradicionalmente dominado por los hombres.

Pero primero necesita 49.000 dólares antes de agosto de este año.

El Ministerio de Educación de Colombia y los organismos encargados de la financiación de estudios en el extranjero le dijeron que no podían ayudarla.

Así que, de momento, esas cuerdas que sujetan a las pequeñas esferas de porcelana fría con las que elabora planetas a escala son su principal son su principal esperanza de que pronto se dedicará a analizar otras cuerdas, las de la compleja teoría espacial.

Recuerda que puedes ayudar a Sol aquí y compartiendo esta historia.

Puede interesarte