Por Macarena Faunes
28 noviembre, 2019

Lucy Jaine es una adicta a la cacería. Afirma que no dejará de practicarla a pesar de las críticas que recibe.

Todos tenemos pasatiempos que usamos para distraernos un poco. A algunos les gusta jugar ajedrez, otros salir a bailar, pero quienes practican una actividad que daña a un ser indefenso, deberían replantearse en la vida qué es lo que quieren. Si alardean de esto sus amigos, significa que no han aprendido nada de empatía.

Lucy Jaine es una conocida cazadora que goza de miles de seguidores en Instagram. No tiene pudor en mostrar los cadáveres de sus víctimas. Venados, jabalíes y otros animales silvestres salen en sus fotografías. Sin vergüenza, las publica como si fueran lo más normal del mundo. Me he quedado sin palabras. 

Instagram @hunting_lucyjaine

Incluso, la joven fue de cacería en su estado, desafiando el reposo que debiese tener en la etapa de su gestación. Le dio muerte a cuatro cerditos con el objeto corto punzante que llevaba. No sintió ningún tipo de dolor o empatía por ellos. No tuvo corazón.

Instagram @hunting_lucyjaine

Alardeaba de sus “hazañas” en redes sociales. Mostraba a sus víctimas como si fueran trofeos de colección. Realizaba un potente mensaje hacia todos los que la critican por cometer este este tipo de actos. No va a parar de hacerlo.

Instagram @hunting_lucyjaine

“¿Quién dice que no puedes ir a cazar mientras estás embarazada? Esta soy yo a los nueves, matando cerdos. Dije al comienzo de la cacería “¡Quiero ver una mafia de cerdos”! ¡Al minuto siguiente saltamos sobre la cresta y habían 20 cerdos corriendo en todas direcciones! Los perros estaban fuera. Esa es una película de fondo, maldito padrino de los cerdos”.

-Lucy Jaine en su Instagram-

Instagram @hunting_lucyjaine

Repudio cualquier acto de maldad contra los animales, sobre todo realizados por una mujer que está pronta a traer vida al mundo. Dañar a seres indefensos solo por diversión es algo que jamás entenderé. Ojalá esta mujer tome conciencia de lo que hizo y no siga alardeando de esta práctica en redes sociales. Puede ser un mal ejemplo para los menores de edad que ven sus imágenes. Eliminemos la cacería por completo.

Puede interesarte