Por Luis Aranguren
21 septiembre, 2020

Al no tener esposo, ni hijos, se despidió de su Alemania natal para abrir una granja de camellos en Dubái.

Todos hemos pensado en algún momento dejarlo todo e irnos a tratar de vivir la vida que deseamos, con más libertad. Lamentablemente el miedo nos frena en ocasiones y bueno, seguimos con el mismo estilo de vida.

Pero hay una persona que dijo que lo cambiaría y así fue, una experiencia le bastó para saber que eso era lo que quería hacer el resto de su vida.

Videlo

Ursula Musch era una empresaria importante en el área del transporte internacional en su país natal, hasta que hace 20 años realizó un viaje para los Emiratos Árabes. Ahí descubrió cuánto amaba a los camellos, tanto que le quiso dedicar su vida entera a ellos.

Fue así como tras una investigación, decidió que viviría en una granja de camellos en Dubái.

Ella no tiene esposos ni hijos, por lo que nada le impedía realizar su viaje de experimento de vida con el cual ha sido muy feliz. Fue a más de 6 mil kilómetros de su casa donde pudo sentir que al fin tenía un hogar, cuidando animales y llevando una vida tranquila.

En ese lugar lejano vive sin electricidad, el suministro de agua no es instantáneo y no goza de muchas comodidades, sin embargo, es feliz y no planea cambiar su estilo de vida pronto.

Videlo

En Dubái ella es muy popular, suele ser visitada por muchos turistas, jeques y cualquier persona a la que les gusten los camellos. Se ha hecho parte de la cultura local, ha forjado un vínculo tan fuerte que siente que pertenece a aquel lugar.

Pero no piensen que lo de ella es solo negocios, también da asesoramientos culturales en su granja para que todos aprendan más sobre estos increíbles animales.

Stuttgarter-Zeitung

Además de eso, posee una tienda beduina tradicional en el hotel Emirates Palace en Abu Dhabi, uno de los más lujosos del país. Sin duda es una mujer de negocios, sin importar el lugar en el que se encuentre ha logrado establecerse y llevar el estilo de vida que ha deseado, contó al stuttgarter-zeitung.

Una inspiración para todos aquellos que deseen atreverse a hacer algo distinto, el mundo es un lugar que siempre nos puede impresionar. En el caso de Úrsula Musch, su pasión fueron los camellos y logró hacer algo rentable.

Videlo

Si lo sueñas, puedes vivirlo, solo debes lanzarte a la aventura sin tener miedo al éxito.

Puede interesarte