Por Moisés Valenzuela
5 octubre, 2018

O simplemente es que disfruta revolcándose y llenándose de fango.

Hace muchos años que en el Reino Unido no nacía un oso polar. Para ser específicos, hace 25 años. Y digámoslo, estas criaturas son tan adorables que si en tanto tiempo no nace alguno es un panorama triste. Por eso cuando Hamish nació en Escocia, la emoción era mucha.

Con sólo 10 meses, el joven oso se ha ganado el corazón de todos quienes han tenido la oportunidad de verlo. La gente del Parque de Vida Silvestre Highland está encantada con él y su bello pelaje blanco. Pero al parecer, él no está completamente cómodo.

Mercury Press

Trabajadores del parque captaron a Hamish disfrazándose de un oso gris: estaba completamente metido en el fango, revolcándose hasta quedar completamente cubierto. ¿Será que ser el único oso polar nacido en Escocia lo hace sentir diferente? 

Mercury Press

El pobre Hamish hizo todos los esfuerzos posibles para ser un oso común y corriente, y aparentemente lo logró. Al salir del lodo, su piel ya no estaba tan blanca, al contrario, tenía unos tonos cafés y grises que lo hacen ser menos llamativo. 

El problema es que ahora está sucio, y no es la primera vez que lo hace. Su cuidador, Craig Smith, asegura que cada vez que puede se va directo al agua a llenarse de fango.

Mercury Press

Con las declaraciones de Smith pensamos otra posiblidad: tal vez no es que Hamish quiera pasar desapercibido. Quizás sólo ama el barro, jugar en él y revolcarse hasta cansarse. Es una gran posibilidad, pero jamás lo sabremos. Lo único cierto es que Smith y los demás cuidadores tendrán mucho trabajo cada vez que quieran bañarlo. 

Mercury Press
Mercury Press

Puede interesarte