Por Macarena Faunes
3 septiembre, 2019

«Perrito Comunitario» es el nombre de la iniciativa impulsada por la municipalidad del sector de La Florida. Se espera que también pueda replicarse para gatos del sector.

Los animales sin hogar sufren un sin fin de obstáculos. Pasan hambre y están expuestos a diversas enfermedades. Pero por sobre todo, les falta el amor de un humano. Aunque no podamos adoptarlos a todos, a una localidad de Latinoamérica se le ocurrió una genial idea de darles abrigo a estos indefensos seres, quienes no tienen la culpa de encontrar a su dueño ideal. 

En Chile, la municipalidad de La Florida dispuso de casas para perros callejeros en puntos estratégicos del sector. Los canes podrán utilizarlas durante el día y la noche. Se protegerán del frío al finalizar la jornada y escaparán de los rayos del sol en el verano. Una iniciativa digna de imitar.

Pixabay.

Con el nombre de «Perrito Comunitario», se trata de viviendas de manera pintadas de color verde. El logo de la entidad se encuentra en el techo. Posee dos orificios para que las personas del sector pongan recipientes con alimentos y agua. Mantenerlos hidratados y con un buen estado de salud es primordial.

Pixabay.

Tienen un compartimiento donde los habitantes pueden donar objetos que les alegrarán su vida en las calles. Juguetes, mantas, e incluso ropa son alguno de ellos. Todo regalo los ayudará cuando lo haces desde el corazón.

Pixabay.

«Los perros callejeros también merecen de un hogar», «una hermosa iniciativa que me llena de orgullo el corazón», «que otras localidades de Latinoamérica lo repitan», fueron algunos de los comentarios que generó Facebook. La imagen de este novedoso proyecto se convirtió en todo un viral.

Pixabay.

Aunque en un principio está pensado sólo para perros, no se descarta que también pueda ser utilizado en gatos y otros animales del sector. Un conejo sin hogar también podría vivir ahí.

Pixabay.

Los animales callejeros tienen el mismo derecho a vivir una vida plena y feliz que los que tienen hogar. Debemos luchar para que se respeten sus derechos, sin dejar de lado la posibilidad de darlos en adopción. Por mientras eso no suceda, deseamos que esta idea sea replicada en cada rincón del mundo.

Puede interesarte