Por Leonardo Granadillo
15 junio, 2020

Informes indican que los felinos se encontraban en jaulas oxidadas listos para ser trasladados a locales de comida. Si bien las autoridades aparecieron justo a tiempo afortunadamente, ya viene siendo momento de poner un alto a estas atrocidades.

Mientras leemos las informaciones que circulan en internet nos encontramos encerrados en nuestros hogares respetando la cuarentena obligatoria que se ha decretado en buena parte del mundo. El coronavirus ha logrado expandirse con facilidad gracias a su impresionante capacidad de contagio, y aunque algunos estamos intentando respetar medidas, otros parecen ir en búsqueda de una nueva enfermedad.

Recordemos que según fuentes de renombre como BBC Mundo, el virus que ha afectado nuestra calidad de vida en este 2020 surgió por el consumo de murciélagos en Wuhan (China), algo que ha llevado a las autoridades de este país a por ejemplo a erradicar el consumo de perros en algunas ciudades. Sin embargo, esta semana nos despertamos con otra noticia decepcionante e impactante: 700 gatos tuvieron que ser rescatados tras ser encontrados en jaulas oxidadas gritando en el patio de un hotel.

Autor desconocido, ayúdanos a encontrarlo

El hecho se generó en Linfe, provincia de Shanxi al norte de China; el destino final parecía nuevamente los restaurantes y comercios de comida según informó Clarin. Cuando dieron con el lugar, fue el Linfen Small Animal Rescue el que se encargó de completar el rescate. De acuerdo a la misma fuente, los felinos fueron separados, alimentados e hidratados; posteriormente, fueron colocados en jaulas individuales.

Twitter: @OnlyNomaly

Adicional al nivel de crueldad que de por si genera molestia, parece increíble que después de lo ocurrido y las teorías que apuntan a que la enfermedad surgió gracias al consumo de animales exóticos, se sigan utilizando a este tipo de especies para el comercio gastronómico. Acá el horripilante video de las condiciones en las que tenían a los mininos:

Mientras en algunos lugares forman parte del hogar y de la familia, en estos sitios deciden comérselos. No sabemos qué más tiene que ocurrir para que esto se detenga, sólo esperemos que cese y que las autoridades sigan llegando a tiempo.

Puede interesarte