Por Alejandro Basulto
28 octubre, 2019

El bovino posó con mucha solemnidad para dejar una huella en la historia.

La historia de la fotografía data de los siglos V y IV antes de Cristo, cuando precursores como Mo Di, Aristóteles y Euclides, ya describían una cámara oscura en esa época. Posteriormente se sumó el matemático bizantino, Antemio de Tralles, que ya para el siglo VI empezó a experimentar con una cámara oscura. Pasó después más de un milenio, para que en el año 1840, William Henry Fox Talbot desarrolle un sistema de negativo-positivo, en un procedimiento llamado calotipo. Heredero de procedimientos de grabado como el heliograbado y el daguerrotipo. Ya después vino la ciantipia, el colodión húmedo, el aditivo y sustractivo, el gelatino-bromuro, hasta llegar a la primera cámara Kodak.

Pixabay

Después de aquellos descubrimientos, la comercialización de la fotografía en color por la fábrica Lumiere, el invento del flash electrónico, la fotografía instantánea de Polaroid y la posterior digitalización de lo fotográfico en la década de los 90s, fue solo cosa de tiempo. Y en Estados Unidos, este próximo 15 de noviembre, se abrirá en la ciudad de Nueva York, una exposición donde se dará a conocer las diferentes formas en los que animales han sido fotografiados en la historia.

Pixabay

Con la gran particularidad, que estará la fotografía de un animal que podría ser la más antigua de todas, según informa Gizmodo. Debido a que la captura titulada “Roma, Foro, Boeufs”, del dibujante y fotógrafo francés, Joseph-Philibert Girault de Prangey, se habría logrado en el año 1842, en Roma, durante un viaje que tuvo en el mediterráneo. Siendo esta instantánea conseguida gracias al proceso del daguerrotipo.

Joseph-Philibert GIRAULT de PRANGEY

La fotografía consta de unas vacas recostadas de los carros que halan, en un contexto que consistiría ser el de un mercado en Roma. En el libro “Monumental Journey: The Daguerreotypes of Girault de Prangey”, del investigador Stephen C. Pinson, se da a entender que esta sería la fotografía más antigua conocida de un animal. Texto en al que también se repasa las capturas que logró Girault de Prangey en países como Grecia, Palestina, Egipto, Siria y Turquía.

Puede interesarte