Por Alejandro Basulto
22 mayo, 2020

Primera vez que nace uno en 30 años. Aplausos para su mamá, Mabel.

Los hipopótamos pigmeos son una especie que se encuentra en peligro de extinción y repartida por solo cuatro países: Sierra Leona, Liberia, Guinea y Costa de Marfil. En todo el mundo, hay menos de 2.5000 hipopótamos pigmeos, debido a distintas amenazas, como es el caso de la agricultura, la urbanización de su entorno, la tala, entre otras.

San Diego Zoo/Facebook

De esta manera, este animal de conductas solitarias y nocturnas, ha sido foco de constantes intentos para multiplicar y buscar perpetuar su especie. Y no sin tanto éxito todavía, hasta que en el Zoológico de San Diego, tras 30 años, pudieron dar una buena noticia.

San Diego Zoo/Facebook

Ya que en este zoológico, han anunciado recientemente, la incorporación de un hipopótamo pigmeo macho, cuyo nacimiento fue el primero exitoso de su tipo en más de 30 décadas. Su madre es la hipopótamo pigmeo Mabel, de 4 años, la que lo dio a luz en un hábitat interior para su especie en el zoológico. Esta hipopótamo pigmeo es madre primeriza, y su cría nació pesando 5,4 kilogramos, encontrándose en óptimas condiciones.

«La mamá y la cría están muy bien, dijeron, y la cría está amamantando y recibe mucha atención de la madre primeriza (…) superando los hitos que los especialistas en cuidado de la vida silvestre observan en un joven hipopótamo pigmeo» 

– informaron en comunicado desde el Zoológico de San Diego.

San Diego Zoo/Facebook

Con un mes ya, esta cría que aún no tiene nombre, ha podido demostrar con éxito como explora el agua, además de dar conocer que sus instintos de hipopótamo, como cerrar sus fosas nasales y contener la respiración bajo el agua, están en muy buena forma desarrollados. Por lo que tras esta demostración, los especialistas le dieron pase libre a la piscina en el patio de maternidad.

San Diego Zoo/Facebook

Mabel y su cría estarán al menos otro mes en maternidad para después pasar al hábitat principal. Además de que este hipopótamo pigmeo recién nacido no será presentado a su padre, debido a que no viven en grupos familiares y los papás no juegan un papel importante con la descendencia.

Esta cría de este animal herbívoro, en la actualidad pesa 11 kilogramos, y esperándose que llegue a medir entre 150 y 177 centímetros de alto y pesar entre unos 180 y 275 kilogramos, como el resto de su especie. Además, de que de seguro todos los esfuerzos estarán enfocados, para que su longevidad sea de entre 30 y 55 años como es el caso de los hipopótamos pigmeos en cautiverio.

Puede interesarte