Esta asombrosa teoría se basa en el arte rupestre encontrado en el lugar.

Los seres humanos hemos convivido desde siempre con la naturaleza, con su belleza, con sus bondades, con el alimento que nos proporciona la tierra, el refugio que brindan las cuevas de roca y, por supuesto, con sus desastres. Los terremotos, los tsunamis, los tornados, las inundaciones, las sequías y las erupciones volcánicas, han existido desde siempre y existirán por siempre. Éste es un fiel ejemplo de ello.

Un reciente estudio publicado en PLOS ONE, señala lo que podrían ser las representaciones humanas más antiguas de una erupción volcánica.

800px-Rhinocéros_grotte_Chauvet
Chauvet. Fuente

Se trata claramente de pintura artística, realizada por seres humanos que vivieron hace 36 mil años en Ardèche, Francia.

Dentro de la colección de pinturas rupestres halladas en las cuevas de Chauvet, los científicos han encontrado una diversa colección de animales, huellas de manos humanas y también trazos que lucen demasiado abstractos para poder ser identificados. Sin embargo, una tentadora teoría está dando vueltas por las cabezas de algunos científicos.

Lions_painting,_Chauvet_Cave_(museum_replica)
Chauvet. Fuente

Sucede que hace 30 o 40 mil años, en las cercanías de esas cuevas, sucedió una gran erupción en el campo volcánico de Vivarais. Al parecer, este evento tuvo como efecto ríos de lava tranquilos, pero también explosivas erupciones de agua enterrada al interactuar con el magma. Precisamente, las pinturas rupestres que no han sido identificadas en Chauvet, coinciden con el período de erupción de este campo volcánico.

Paintings_from_the_Chauvet_cave_(museum_replica)
Chauvet. Fuente

¿Qué retratan estas enigmáticas pinturas?

Se trata de la representación de un tipo de ciervo extinto llamado megalocero, que parece tener sobre su cabeza un misterioso trazo, una suerte de pulverización en spray. Lo más increíble es que no solamente los megaloceros de Chauvet tienen este trazo, sino otras representaciones de estos en más de 340 sitios de pintura rupestre en Francia y España.

Megaloceros-giganteus2
Megalocero. Fuente

«(…) es muy probable que los seres humanos que vivían en la zona del río Ardèche, hayan sido testigos de una o varias erupciones. Proponemos que los signos de aspersión que se encuentran en la cueva de Chauvet-Pont d´Arc, podrían ser la representación más antigua conocida de una erupción volcánica, incluso anterior a la descripción de Plinio, el Joven, de la erupción del Vesubio».

-Científicos a cargo de la investigación publicada en PLOS ONE-

No existe certeza respecto a ello, pero la teoría adquiere mucha fuerza al observar las pinturas:

paint-1
PLOS ONE

Sin duda un alucinante descubrimiento.

Puede interesarte