Por Leonardo Granadillo
16 septiembre, 2020

La Universidad Nacional en su sede de Medellín junto al Hospital Universitario San Vicente Fundación, han rescatado y adiestrado a las mascotas para que apoyen a la primera línea. Ellos disfrutan su nueva vida.

En ocasiones solamente hace falta una reubicación, un cambio en nuestras vidas, para encontrar nuestro propósito. Esto no le ocurre solamente a los seres humanos, sino también a las mascotas. Un claro ejemplo de ello es lo que pasó con un perrito llamado Niño, que tras una etapa dura en su vida, conoció la calma y tranquilidad.

Niño era usado para peleas, un pitbull que estaba rodeado de ambientes agresivos pero que en realidad, su intención nunca fue dañar, todo lo contrario, él quería ayudar. Eso lo notaron en la Universidad Nacional con sede en Medellín (Colombia) y en el Hospital Universitario San Vicente Fundación, por lo que de inmediato pensaron alguna manera de brindarles un hogar y una nueva función.

Autor desconocido, ayúdanos a encontrarlo

Ahora Niño y sus amigos se dedican a identificar el COVID-19, como lo leen, se trata de un proyecto que iniciaron estos institutos y que está ayudando a detectar incluso antes que los métodos actuales.

Un total de cinco perros gracias a su entrenamiento tienen un valor predictivo de 99.9%. En español, detectan a cualquier con coronavirus con un valor predictivo de 85%.

“Significa que, a veces, se les va la mano y diagnostican personas que no tienen, pero lo importante es que nadie que tenga coronavirus se escapa a la capacidad de detección de los perros”

Omar Vesga, director del Grupo Investigador de Problemas y Enfermedades Infecciosas de la UdeA a Minuto30

Autor desconocido, ayúdanos a encontrarlo

¿Cómo lo logran?

Mediante dos tipos distintos de pruebas: Invitro e Invivo. La primera con una muestra de saliva que el perro huele e identifica con el olor del COVID-19. La invivo, a través del olor de la persona contagiada.

“Invivo es mucho más pragmático, si el perro es bueno te dice si el sujeto tiene o no la enfermedad, es más inmediato, requiere menos tiempo y eso es lo que queremos probar con los voluntarios de la Gobernación de Antioquia, este experimento nos permite determinar si los perros son tan buenos con las personas como lo son con la saliva”

Omar Vesga, director del Grupo Investigador de Problemas y Enfermedades Infecciosas de la UdeA a Minuto30

Autor desconocido, ayúdanos a encontrarlo

Esto no fue de un día al otro. Ameritaron varios procesos para comprobar su teoría, una que sonaba desde 1989, cuando se dijo por vez primera que las mascotas podrían diagnosticar enfermedades por sus inigualables sentidos.

“Después de que eso ocurrió empezaron a salir estudios tratando de demostrar que era verdad que el perro podría diagnosticar enfermedades. Ha sido difícil, pero se han logrado avances y este, de ser exitoso, sería el más importante en la carrera de los perros como diagnosticadores de enfermedades humanas”

Omar Vesga, director del Grupo Investigador de Problemas y Enfermedades Infecciosas de la UdeA a Minuto30

Ojalá se compruebe y sigan rescatando perros para estos fines.

Puede interesarte