Por Macarena Faunes
25 octubre, 2019

Un experto en el cuidado animal calificó esta circunstancia como maltrato. «Es como si le dieran de comer cartón a un perro», afirmó.

Los animales merecen vivir felices y plenos en su hábitat natural, no encerrados en cautiverio recibiendo malos tratos por parte de humanos que los utilizan solo para lucrar con ellos. ¿Cómo no se dan cuenta el daño que les hacen?

En Ciudad de México, una elefante desnutrida, junto a otros animales en mal estado, sobreviven en estado de abandono en un terreno de un circo. Débil y con una mirada cabizbaja, el cuerpo del mamífero habla por sí solo. Está sucia y se nota que ha perdido mucho peso. Una verdadera tortura.

Circo Atayde – La silla rota Guanajuato

La comida de estos seres es muy escasa. Se trata de un par de bocadillos. El pasto que ingiere se ve opaco y para nada fresco. Es como si ale dieran a ingerir cartón a un perro.

Circo Atayde – La silla rota Guanajuato

Los herbívoros necesitan de dos pacas de alfalfa y de avena. En tan sólo un comen 200 kilos de alimento y beben hasta 130 litros de agua. Para completar su dieta, algunos cuidadores les dan vitaminas que pueden llegar a costar 26 dólares. Mantenerlos en óptimas condiciones es muy costoso. 

Circo Atayde – La silla rota Guanajuato

En el circo Atayde habitan cuatro ponys, una cebra, un chivo y un caballo. Saborean la hierba de la naturaleza, pero nadie se preocupa des cuidados básicos. Su higiene, visitas médicas y resguardos de otros animales salvajes quedaron en el olvido.

Circo Atayde – La silla rota Guanajuato

El espacio está a la salida del municipio de Lagos de Moreno. Está cercado con unas rejas gruesas color azul. El recinto se encuentra separado de la naturaleza, el hábitat natural de estos seres, lugar donde deberían estar. 

Pixabay.

La silla rota de Guanajuato afirma que a lo lejos se divisan estrechas jaulas de colores. Seguramente son el lugar donde tienen a los otros animales. Esas no son condiciones de vida para nadie.

Pixabay.

No importa el espécimen que sean, todos las mascotas se merecen un trato digno por sus dueños. Si ves que alguno de estos seres es maltratado en cautiverio, denuncia este hecho a la policía. No seamos cómplices de la violencia hacia ellos.

Puede interesarte